Los pueblos más bonitos de Asturias

Un recorrido por 10 preciosos pueblos asturianos que parecen sacados de una fábula. 

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: Alberto Moreno Romero / ISTOCK

Aire puro, historia, paz, armonía y leyendas de tiempos pasados. Nos vamos en busca de los pueblos más bonitos de Asturias, lugares donde se respira aire puro y la naturaleza, literalmente, nos invade. 

Una región que no puede entenderse sin antes comprender su amor por las costumbres, el medio ambiente y el carácter generoso, sociable y noble de los asturianos, que siempre son los mejores guías de su propia tierra. 

Recorremos algunos de los pueblos asturianos más bonitos de la región: entre reservas, parques, paisajes protegidos y monumentos naturales.  

1. Bermiego

La encontramos en medio de una ladera, a los pies de una impresionante montaña. Y es que Bermiego, perfectamente, podría ser el escenario ideal para una fábula. Un precioso pueblito que posee todas las características necesarias para la inspiración literaria. 

    | Turismo de Asturias

Antigüedad, sabor tradicional, vistas increíbles, habitantes amables, tranquilidad, el canto de los gallos, los ladridos de los perros, el rumor de las hojas de los árboles o el canto de los pájaros. ¿Te damos más razones para visitar este pueblo sacado de un cuento? 

2. Somao

Somao, ubicado en el concejo de Pravia, tuvo el honor de recibir el título de Pueblo Ejemplar de Asturias en 2020. Una ejemplaridad que ya se deja ver al dar una vuelta por sus espléndidos jardines plagados de verjas de forja que son una auténtica obra de arte y en cuyo interior podremos encontrar bellísimas casas indianas. 

Turismo de Asturias

Pero este pueblo también es paisaje, con unas impresionantes vistas que hay de toda la rasa litoral y del río Nalón, que se ve como una delicada joya desde los rincones más recónditos del pueblo. Un lugar que rebosa color y que transmite optimismo y alegría a cada paso. 

3. Ceceda

Nos vamos hasta el concejo de Nava para encontrarnos con Ceceda/Cecea, un luminoso pueblo con unas vistas privilegiadas en toda la Comarca de la Sidra. Pasear por este pueblo es apreciar la tranquilidad contrastada con la hospitalidad de sus gentes y el encanto de su variada arquitectura: casas típicas de aldea, casonas señoriales, casas indianas o construcciones modernistas. 

Ceceda, Asturias
Ceceda, Asturias | IMAG3S / ISTOCK

Pero no podemos olvidarnos del infinito encanto de sus rincones: la capilla de Santa Lucía, el Campo de la Iglesia, o el restaurado puente medieval sobre el río Piloña, que se alza a los pies de la colina sobre la que Ceceda mira con serenidad al espléndido paisaje. 

4. Soto

Ubicado en el concejo de Sobrescobio, este precioso pueblo parece sacado directamente de un cuento fantástico. Lo es por su situación: en el fondo de un valle y rodeado de montañas, con un conjunto que compone una imagen digna de la mejor postal. 

Soto, Asturias
Soto, Asturias | photohampster / ISTOCK

Las aguas del río Alba consiguen mezclar su aire antiguo con un paisaje de puentes que unen las dos riberas de esta aldea. En Soto, de hecho, abunda el espíritu montañero y senderista. Una de sus rutas más famosas es la del Alba, también conocida como Foces de Llaímo. 

5. Tazones

Calles sinuosas, empedradas y casas de pescadores coloristas y sencillas. Así podríamos definir a Tazones, un precioso pueblo situado en el concejo de Villaviciosa. Un lugar que huele a mar y a marisco, con un pasado vinculado a la España imperial que ha marcado su destino. 

Turismo de Asturias

Ocurrió que, un buen día hace más de 500 años, el nieto de los Reyes Católicos (que pasaría a la historia como Carlos I de España y V de Alemania) desembarcó fortuitamente en Tazones, cuando tan solo tenía 17 años y viajaba por primera vez a España. 

6. Gamonéu

Es el pueblo que pone nombre a uno de los quesos azules más conocidos y remarcados del país. Y es que Asturias, como no podía ser de otra forma, es también un lugar de aromas y sabores. Pero Gamonéu existe por partida doble: por un lado tenemos Gamonéu de Cangas y, por otro, Gamonéu de Onís.  

Turismo de Asturias

Ambos están ubicados en dos concejos limítrofes y son hermanos en la geografía de los Picos de Europa, en los que existe una gran tradición de pastoreo y de elaboración de quesos. 

7. Sotres

Nos topamos con Sotres en el concejo de Cabrales, que nos adentra por completo en uno de los escenarios más bellos de los Picos de Europa. Un precioso pueblo con un ambiente cautivador en el que se juntan lugareños, ganaderos, hosteleros, aventureros y escaladores. Una mezcla que le confiere al pueblo una atmósfera única en su especie. 

Sotres, Asturias
Sotres, Asturias | elgol / ISTOCK

Enclavado en el fondo de un valle y rodeado de montañas de una impresionante altitud, Sotres encarna la fisonomía y la cultura del pueblo de alta montaña por excelencia, que le ha valido ser lugar de paso para infinidad de rutas por los Picos de Europa. 

8. Concejo de Taramundi

Taramundi es uno de esos lugares mágicos de España, un rincón sacado de una historia mitológica donde las xanas te seducen con sus cantos y los trasgos campan a sus anchas. Aquí es imposible quedarse con un solo lugar. 

Taramundi, Asturias
Taramundi, Asturias | jon chica parada / ISTOCK

Un concejo famoso por su navaja gigante, y por la fabricación de estas herramientas, pero que tiene otro gran atractivo: el agua, en torno a la que se dan los paisajes más bellos y fascinantes de, prácticamente, todo Asturias. Ejemplo de ello es Os Teixols, un excelente ejemplo de los antiguos modos de la utilización de la fuerza hidráulica a través de un caserío emplazado en un marco inigualable que parece sacado de un cuento de hadas. 

9. Cudillero

Una villa diferente a todas las demás, la mires por donde la mires. Tanto que, por ejemplo, tiene su propia lengua: el pixueto. Pero, sin duda, este lugar es el rincón perfecto para desconectar callejeando y paseando. Una opción perfecta es la ruta de los miradores, la plaza de la Marina o su puerto pesquero. 

Cudillero, Asturias
Cudillero, Asturias | Perszing1982 / ISTOCK

Eso sí, aquí también irán apareciendo casas indianas que te harán llegar hasta el Palacio Selgas, un espléndido conjunto del siglo XIX conocido popularmente como el Versalles asturiano. 

10. Cangas de Onís

Cangas de Onís se puede definir con su propio eslógan: “Historia para tus ojos, naturaleza para tus pasos”, una frase que describe a la perfección todo lo que podemos encontrar en este precioso pueblito que rebosa encanto.  

Cangas de Onís, Asturias
Cangas de Onís, Asturias | MarquesPhotography / ISTOCK

Lo encontramos en el interior oriental de Asturias y está marcado por una geografía deslumbrante muy cercana: los Picos de Europa, el río Sella y su proximidad a la costa, a tan solo 25 kilómetros. Eso sí... no puedes irte de aquí sin acercarte a su mítico Puente Romano, uno de los monumentos más fotografiados de todo Asturias.