Los mejores atardeceres de Menorca, Mallorca e Ibiza

No hace falta irse muy lejos para encontrar los atardeceres más bonitos, viaja a las Islas Baleares y enamórate de sus aguas, sus tierras y sus cielos

Miriam González
 | 
Foto: Allard1 / ISTOCK

Los atardeceres son uno de los momentos más mágicos de todo el día: el cielo se torna de unas tonalidades anaranjadas, moradas y rosas que son capaces de cautivar a todo aquel que mira al cielo. Un último momento del día en el que la tierra y el sol se tocan. Es por eso que recorremos los atardeceres más bonitos de Menorca, Mallorca e Ibiza: un espectáculo único que, en estas islas, se convierte en una experiencia única por su misma. 

Menorca

Cala Morell

Una cala que ha sido testigo de la historia más antigua de la isla, las maravillas de la antigua cultura talayótica sorprenden a todos los viajeros que llegan a esta tierra sin conocer esta parte tan importante de Menorca y, como lleva pasando desde la prehistoria, cuando el día llega a su fin la Cala Morell es testigo de uno de los atardeceres más bonitos.

Tras la extraña formación en la punta de la roca se esconde el sol y Cala Morell es testigo de ellos
Tras la extraña formación en la punta de la roca se esconde el sol y Cala Morell es testigo de ellos | LUNAMARINA / ISTOCK

Punta Nati

Después de pasar un bonito día en las costas de Menorca o visitando impresionante pueblos como la Ciudadela, un importante pueblo portuario, podemos terminar el día visitando el faro de Punta Nati, considerado uno de los mejores lugares para ver la puesta de sol.

Sentados al borde los vertiginosos acantilados, este grupo de turistas observan la puesta de sol de Punta Nati
Sentados al borde los vertiginosos acantilados, este grupo de turistas observan la puesta de sol de Punta Nati | aluxum / ISTOCK

Un paraje muy rocoso sin vegetación se convierte en el lugar perfecto para situar un increíble faro que históricamente ha tenido mucha importancia, ya que las antiguas lenguas cuentan que las embarcaciones más atrevidas se chocaban contra los kilométricos acantilados que protegen la isla.

Pont d'en Gil

Los fuertes vientos y las inquietas aguas han ido creado a lo largo de los milenios una de las obras arquitectónicas naturales más impresionantes de Menorca, el Pont d'en Gil es un impresionante puente colgante natural sobre un arco perfecto que se sostiene sobre unos acantilados que superan los 15 metros de altura.

El impresionante puente colgante de piedra natural mira al horizonte vigilando la puesta de sol 
El impresionante puente colgante de piedra natural mira al horizonte vigilando la puesta de sol  | David Marfil / ISTOCK

Uno de los atardeceres más bonitos se encuentra tras este increíble puente de piedra, muchos son los turistas que van a pasar las últimas horas del día a este lugar, pero las vistas merecen la espera. Una vez allí tenemos dos opciones, ver el atardecer desde el puente o desde los miradores, cualquiera de los lugares ofrece unas vistas espectaculares y será un recuerdo imborrable.

Mallorca

Sa Calobra

Comenzamos nuestro recorrido por Mallorca por uno de los lugares más emblemáticos de la isla, una parada obligatoria en cualquier visita a la isla mallorquina. Las famosas playas de Torrent de Pareis y Sa Calobra donde podremos disfrutar de aguas cristalinas, buena comida y vistas espectaculares.

Increíble puesta de sol protegida por los acantilados de Sa Calobra
Increíble puesta de sol protegida por los acantilados de Sa Calobra | Vladislav Zolotov / ISTOCK

Para disfrutar de esta impresionante puesta de sol tenemos dos opciones, la primera es ver la caída del sol entre dos inmensos acantilados que perfilan los laterales de Torrent de Pareis, la segunda opción es ver el atardecer desde el mirador del Nudo de Corbata, un impresionante lugar formado por un verde valle, el intenso azul del mar y los anaranjados colores del atardecer.

Playa Es Trenc

En Es Trenc hay tranquilidad y naturaleza, por lo que no encontraremos grandes lujos, ni restaurantes ni duchas, solo una playa virgen pintada por las expertas manos de una artista, que entre las turquesas aguas y los anaranjados colores del ocaso, componen una estampa mágica imposible de olvidar.

Las rocosas salinas de Es Trenc impresionan bajo los colores del atardecer
Las rocosas salinas de Es Trenc impresionan bajo los colores del atardecer | DanielDiez / ISTOCK

Una playa cubierta de fina arena blanca muy conocida por turistas e isleños por las Salinas de Es Trenc de donde se extrae la sal gourmet más famosa de la isla.

El Cap de Formento

Un pequeña península de no más de 20 kilómetros, formado sobre un impresionante peñasco con acantilados de infarto y una carretera vertiginosa, un bellísimo lugar donde ver como las montañas de la Sierra de Tramuntana se funden con las aguas del Mar Mediterráneo.

Impresionante atardecer con el faro de Cap de Formentor como relevo de la luz que alumbre el mar
Impresionante atardecer con el faro de Cap de Formentor como relevo de la luz que alumbre el mar | bortnikau / ISTOCK

Un lugar muy conocido, tanto por los turistas como por los isleños gracias al imponente faro de más de 150 años que ofrece uno de los atardeceres más bonitos de toda la isla, un paraje rocoso donde terminar tu día por todo lo alto.

Ibiza

Badia de Portmany

Esta impresionante bahía atrae la atención de todos los que llegan a la isla, pero además de fiestas y una riquísima comida encontramos unas playas kilométricas donde disfrutar de las tranquilas aguas del mediterráneo. Para finalizar el día podemos relajarnos con la vista fija en la inmensidad del mar y ver como poco a poco el día va llegando a su fin.

Perfecto atardecer desde las costas de la Bahía de Portmany 
Perfecto atardecer desde las costas de la Bahía de Portmany  | Rob Elliott / ISTOCK

Dalt Vila

Nos alejamos de la costa para visitar una de las ciudades más impresionantes de la isla, un antiguo enclave medieval con altas murallas y espectaculares palacetes señoriales, un lugar para recorrerse de punta a punta.

Impresionante postal de la ciudad de Dalt Vila 
Impresionante postal de la ciudad de Dalt Vila  | Helena GH / ISTOCK

Tras un largo día de visitar este enclave único los colores del atardecer tiñen las paredes de las casas y los suelos de las callejuelas, un atardecer espectacular que sorprende y maravilla a todos. Además, desde las zonas más altas podrás ver desaparecer el sol tras la ciudad.

Isla de Es Vedrá

Nueve son los islotes que rodean Ibiza, pero el más místico de todos es el mismo que nos ofrece el atardecer más bonito de la isla. Es Vedrá es una misteriosa pirámide de 400 metros de altura que tiene prohibida la entrada al público lo que solo ayuda a que su leyenda aumente.

Islote de Es Vedrá acompañado de un increíble atardecer
Islote de Es Vedrá acompañado de un increíble atardecer | BrianHolmNielsen / ISTOCK

Para finalizar el día de la mejor manera nos vamos a asomar a la inmensidad del mar con este impresionante islote de fondo y hay dos miradores perfectos para contemplar esta postal, el mirador de Cala d´Hort y el mirador de la Torre de Es Savinar.