(VIRGO) Islas Cíes: el paraíso natural de la ría de Vigo

Las Islas Cíes constituyen uno de los destinos turísticos más visitados de Galicia. Además, según un buen número de expertos, albergan la mejor playa del mundo.

Valentín Pineda
 | 
Foto: Shutterstock

Las Islas Cíes configuran un escenario viajero espectacular y único, que no deberíamos dejar de visitar si tenemos la oportunidad de hacerlo. En este artículo queremos acercar a nuestros lectores este sorprendente paraíso. Los motivos para ir son, desde luego, numerosos y sugerentes. ¿Los descubrimos juntos?

Islas Cíes: dónde están y cómo llegar

Este paraíso natural se localiza en la ría de Vigo, dentro del denominado Parque Natural marítimo-terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia. Se trata de un espacio protegido y, para visitarlo, es necesario conseguir una autorización.

En todo caso, merece la pena. Para llegar hasta ellas lo habitual es utilizar el ferry; si bien es conveniente reservar las plazas con varios días de antelación. El trayecto más popular es el que parte desde el puerto de Vigo, aunque también cabe la posibilidad de viajar desde Bayona, Sanxenxo, Cangas de Morrazo o Portonovo, según las épocas del año. 

Los más afortunados, propietarios de embarcaciones, pueden llegar hasta ellas en sus yates y veleros. Además, también cabe la posibilidad de volar en avioneta.

Este destino paradisíaco está formado por tres islas: Monteagudo o Norte, do Faro o del Medio y San Martiño o Sur.

Islas Cíes
Shutterstock

La mejor playa del mundo

El prestigioso diario británico The Guardian otorgó este calificativo a la Playa das Rodas, que conecta la isla del Norte con la del Medio. Es, sin género de dudas, impresionante. Se presenta con una increíble forma de media luna que fusiona la arena, blanquísima, con unas prodigiosas aguas azules y verdosas.

Un rasgo diferencial es la presencia del Lago de los Niños, cuyas aguas transparentes separan ambas islas. Proporciona una estampa única que queda reforzada por los bosques y las dunas que llegan hasta el arenal.

Incluso la presencia de asilvestradas gaviotas, capaces de robarnos una empanada o un sándwich si los dejamos a la vista, otorga a este paraje un plus de emoción y carisma agreste.

Otras playas atractivas

Rodas no es el único destino playero recomendable en las Islas Cíes. Su oferta de baños de sol y mar incluye Playa das Figueiras —perfecta para desconectar con la máxima tranquilidad—, Nosa Señora, la pequeña cala conocida como Playas das Monxas y San Martiño, en la Isla del Sur, a la que solo es posible llegar en una embarcación privada. 

Uno de los alicientes insuperables de estas islas es su fondo marino. Las aguas cristalinas y su incomparable ecosistema acuático convierten esta experiencia deportiva en una delicia memorable. De hecho, los amantes del buceo y el snorkel eligen este entorno como uno de los más bellos y recomendables del mundo.

Senderismo en ruta

Otro colectivo que valora enormemente las Islas Cíes es el de los senderistas. Este territorio insular cuenta con cuatro rutas perfectamente señalizadas, y diferenciadas por colores, que invitan a la actividad andante y el goce en contacto con la naturaleza.

Una de las ventajas es que todas ellas comienzan en las proximidades del punto de información, situado cerca del puerto donde el ferry deja a los viajeros.

En concreto, estas son las alternativas disponibles:

Faro de Cíes o ruta Amarilla. Emplazada en la Isla Sur, tiene una duración aproximada de tres horas y se prolonga durante 3,5 kilómetros. Al llegar al faro, la recompensa es una vista panorámica excelente de las islas.

Alto do Príncipe o ruta Azul. Con 1,7 km de extensión y una duración orientativa de hora y media, discurre por la Isla Norte. Es un camino sencillo, con poca exigencia y llegada al Alto del Príncipe, cuya vistas son espléndidas.

Faro do Peito. La ruta roja es perfecta para el avistamiento de aves, pues incluye en su recorrido el observatorio de Peito. Se prolonga durante 2,1 km y tardaremos en recorrerla unas dos horas.

Faro da Porta o ruta verde. Con otras dos horas de duración orientativa y un total de 2,6 kilómetros de extensión, presenta el atractivo de incluir la Playa da Nosa Señora. ¿Quién se resiste a darse un refrescante baño en ella?

Islas Cíes
Shutterstock

Vida al natural en estado puro

Los enamorados de la fauna encuentran en las Cíes un escenario incomparable para descubrir especies en libertad muy llamativas. En el océano circundante y la playa es habitual encontrar centollos, pulpos, chocos y multitud de cangrejos. 

En los cielos, las gaviotas, sobre todo, y los cormoranes son los protagonistas. El lagarto ocelado, el más grande de Europa, es la estrella de este ecosistema, aunque es necesario tener suerte, o mucha perseverancia, para llegar a encontrarlo. 

Sin lugar a dudas, las Islas Cíes son un destino espectacular y muy original. Cuentan, incluso, con un camping en el que podemos pasar la noche en la Isla del Medio, junto a la Playa das Rodas. ¿Cuándo nos vamos a verlas?