El encanto de Valencia

Hay ciudades que se disfrutan de una manera muy especial en otoño. Valencia, con sus atardeceres de ensueño, una interesante oferta cultural, la animada marina y sus citas para deportistas, es una de ellas. 

Celsa Iglesias
 | 
Foto: (c) 2020 neme_jimenez/Shutterstock. No use without permission.

Cada año, miles de personas se dejan seducir por el sol, las playas y el ambiente festivo de esta ciudad. Lo que no saben es que Valencia es igual o más atractiva cuando las horas de sol disminuyen, las playas se vacían y el ambiente festivo deja sitio a planes y actividades de lo más interesantes. Estas son nuestras propuestas.

Plaza del Ayuntamiento de Valencia. | Rrrainbow/Shutterstock.

El Mediterráneo de fondo

La Marina de Valencia es el epicentro desde el que esta ciudad saluda al Mediterráneo. Sin duda, uno de sus mayores atractivos y una parada indispensable para los amantes del mar. Le invitamos a dar un paseo por sus evocadores muelles, tomar algo en alguno de sus múltiples establecimientos y, en definitiva, deleitarse con el magnífico ambiente vanguardista que es posible percibir a estas alturas del año.

Asimismo, cabe destacar que entre el 28 de noviembre y el 1 de octubre tiene lugar el Valencia Boat Show, el evento náutico de la ciudad por excelencia, el cual atrae cada año a expertos y profanos del tema.

Vista de la ciudad de Valencia. | ESB Professional/Shutterstock

El mejor atardecer

Todos los fenómenos atmosféricos se ven alterados con la llegada de esta estación. Si juntamos el otoño con el atardecer y la Albufera, el resultado solo se puede definir como espectacular. Los atardeceres en este lugar se caracterizan por ser más tempranos, frescos y estar protagonizados por los tonos rojizos. El efecto con las aguas tranquilas que ejercen de espejo y devuelven el reflejo del cielo es una de las estampas más bellas que se pueden contemplar en toda España.

Pero el atractivo de este enclave no termina ahí. Los amantes de la ornitología están de enhorabuena. En este Parque Natural existen diversas rutas para contemplar los hábitos de las especies migratorias. ¡Los prismáticos son imprescindibles para no perderse nada!

Una cita para 'runners'

Es también en esta estación, concretamente el 5 de diciembre, cuando la ciudad acoge una de las maratones más prestigiosas a nivel mundial. Se trata de un recorrido de 42 kilómetros, principalmente llano, con el bello entorno de la ciudad del Turia como escenario.

Para corredores menos experimentados, también se celebran pruebas de menor distancia, como la media maratón, que tiene lugar el próximo 24 de octubre. En cualquier caso, aunque no participe de esta cita con el deporte, resulta igual de interesante mezclarse con el público valenciano para ver cómo los atletas compiten.

Música en directo

Este arte cobra un protagonismo especial con la llegada del otoño. Y es que la oferta musical de la ciudad es asombrosa y está cargada de propuestas aptas para todos los gustos. Una de las peculiaridades de Valencia es que, además de contar con salas de conciertos, acostumbran a adaptar construcciones y monumentos históricos para acoger estos eventos. Sin duda, una forma muy interesante de hacer que la experiencia sea todavía más especial y única.

Un ejemplo de esto lo tenemos en San Miguel de los Reyes, un monasterio en cuyo claustro han actuado grandes artistas del panorama musical español.

Monasterio de San Miguel de los Reyes. | Doctoresa/Shutterstock.

Recorrer la ciudad a pie

Las agradables temperaturas que deja el otoño en la capital y la ausencia de las multitudes de turistas crean el entorno ideal para disfrutar del aire libre y callejear. No hay nada más placentero que recorrer la ciudad sin rumbo fijo y dejarse sorprender por lo que nos encontramos a nuestro paso.

Valencia tiene muchos barrios que merece la pena descubrir, como es el caso del barrio del Carmen, uno de los más famosos. Sus estrechas callejuelas adoquinadas están llenas de vida gracias a sus salas de conciertos, bares, grafitis, tiendas, exposiciones...

Catedral de Valencia. | BAHDANOVICH ALENA/Shutterstock

La plaza de la Virgen, la Iglesia de San Nicolás, la Basílica de la Virgen de los Desamparados, el maravilloso Mercado Central o la Lonja de la Seda son otros puntos de gran interés que gritan historia, tradición y cultura.

Tampoco podemos olvidarnos de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, que resulta de lo más atractiva tanto por su interesante contenido como por la espectacularidad de su arquitectura vanguardista. Esta es una gran oportunidad para poder visitarla con más calma y tranquilidad.

El otoño en Valencia puede ser como una segunda primavera que nos invita a descubrir los encantos de esta maravillosa ciudad española. Su buen clima y su amplia propuesta de ocio y cultural hacen de este lugar el destino ideal para una escapada rápida o para vivir unas vacaciones diferentes: más calmadas, más auténticas y más vivas.