Un San Valentín en Irlanda

¿Sabes donde descansa San Valentín? La foto te da una pista...

Redacción Viajar
 | 
Foto: SolStock / ISTOCK

El romanticismo embriaga los pueblos y ciudades de Irlanda en estas fechas, aunque la obligada distancia social haga que este año los besos y abrazos tengan lugar a través de una pantalla. Y es que los vínculos del país con el santo patrón del amor son antiguos y muy fuertes. En el año 269 d.C., San Valentín fue ejecutado en Roma por celebrar bodas para los soldados en contra de los deseos del emperador Claudio II. En 1835 sus restos fueron regalados por el Papa Gregorio XVI al padre John Spratt, un respetado fraile carmelita irlandés.

Un año más tarde, este sacerdote decidió llevar los restos del santo a Irlanda y desde entonces San Valentín descansa en la iglesia de Whitefriar Street, cerca del centro de la ciudad de Dublín. Desde este santuario, el padre del amor vela porque este sentimiento tan verdadero siempre triunfe.

Whitefriar Street | e_rasmus / ISTOCK

Parejas de todo el mundo visitan el santuario en cualquier época del año para pedir a San Valentín que les proteja en su vida amorosa. El libro de visitas de la iglesia se llena cada seis semanas con las esperanzas y peticiones de amor y, por supuesto, en torno al 14 de febrero las visitas a la iglesia se intensifican.

Whitefriar Street | Mercedes Rancaño Otero / ISTOCK

Normalmente, el Día de San Valentín tiene lugar en la iglesia de Whitefriar Street una ceremonia de bendición de anillos. Aunque probablemente este año no se celebre, el acto será retransmitido en directo para que las parejas puedan seguir la ceremonia. Además, en la web de la iglesia los enamorados pueden encargar tarjetas, velas y otros recuerdos relacionados con San Valentín para conmemorar al santo.

Existe también la tradición en Irlanda de escribirle una carta de amor a San Valentín. Enamorados, solteros y corazones rotos han dedicado sus palabras más cariñosas al santo haciendo de Dublín el hogar de la mayor colección del mundo de cartas románticas a San Valentín.

Royal Claddagh

Pero la conexión de Irlanda y el amor no acaba aquí. Otro símbolo del cariño y la amistad es el famoso anillo Claddagh, que han comprado o recibido celebridades como Kim Kardashian, Jennifer Aniston y Daniel Day-Lewis, entre otros. El anillo, con forma de dos manos que sostienen un corazón con una corona, tiene su origen en Claddagh, un antiguo pueblo de pescadores a orillas de la bahía de Galway, en el escarpado oeste de Irlanda. No existe mayor gesto hacia la persona que amas que el de compartir este símbolo de amor eterno.

PicturePartners / ISTOCK

Thomas Dillon's, la joyería más antigua de Irlanda en la ciudad de Galway y los fabricantes originales del anillo de Claddagh, ha fabricado anillos para la realeza, líderes mundiales, músicos famosos y estrellas de cine. Navega por su página web y aprende más sobre la historia del anillo. Quién sabe, quizá compres uno e incluso lo utilices para pedir matrimonio o consolidar tu relación. 

No olvides tampoco las pruebas de amor gastronómicas como los chocolates o el whiskey irlandés o incluso practicar tus dotes artísticas, recitándole a tu pareja alguna poesía irlandesa. Ahora que hemos conseguido que el amor llegue hasta ti, os deseamos un Feliz Día de San Valentín desde Irlanda con este vídeo.