¿Qué se puede hacer en el país menos visitado de Europa? Bienvenidos a Moldavia

Descubre los tesoros del país que muchos llaman 'el paraíso del vino'

Beatriz Pérez
 | 
Foto: Calin Stan / ISTOCK

Con apenas 160.000 turistas en 2018, Moldavia es una gran desconocida para el mundo. Si se compara con España la diferencia es abismal: nuestro país recibió más de 83 millones turistas en 2019. Por ello, el año pasado, el diario inglés The Telegrah situó a la antigua república soviética como el tercer país menos visitado de Europa, aunque otros años ha ostentado el primer lugar.

Aunque el propio país tampoco pone fácil el darse a conocer. A pesar de haber intentado contactar con la embajada moldava en España para pedir datos oficiales y que nos confirmen o desmientan sus precarias cifras de turistas, no han dado señales de vida. Y el asunto empeora, la página web oficial de la agencia de turismo moldava solo se encuentra en rumano, el idioma oficial del país.

Aun así, este país, tan desconocido y ninguneado por la mayoría, tiene escondidos muchos secretos para quien quiera visitarla:

Calin Stan / ISTOCK

Arte y tradición en la capital

El punto principal de Chisinau, la capital, es la catedral la Catedral Metropolitana Natividad del Señor. Esta iglesia ortodoxa de estilo neoclásico fue construida en 1836 por iniciativa del príncipe Vorontsov y en su interior se encuentran números frescos. En la misma ubicación se encuentran la Torre del Reloj, con un campanario, y el Arco del Triunfo de Chisinau, que conmemora la victoria del Imperio Ruso sobre el Imperio Otomano en 1829.

Pasión por el vino

Los principales atractivos turísticos del país están en el entorno rural, y si Moldavia destaca por algo es por sus bodegas de vino. En un pueblo cercano a Chisinau, se encuentra Milestii Mici, la bodega más grande del mundo con 200 km de largos pasillos que almacenan cerca de un millón y medio de botellas. Los vinos que guardan proceden de cosechas desde 1986 a 1991, y los visitantes podrán degustarlos en las catas que ofrece la visita.

savcoco / ISTOCK

Otro de los principales destinos turísticos de Moldavia es la bodega de Cricova, lo que reafirma la importancia del mundo vinícola en el país. Esta bodega también alberga una gran variedad de vinos de gran valor y el más antiguo de ellos data de 1904. En total, la bodega de Cricova contiene alrededor de 30 millones de litros de esta bebida.

CalinStan / ISTOCK

Orheiul Vechi, un museo en las alturas

En lo alto de las montañas y rodeado por el rio Raut, se alza el monasterio de Orheiul Vechi, que supone el principal punto cultural de Moldavia. En la zona, se encuentran ruinas de fortificaciones, casas, iglesias… que datan desde el siglo XIII hasta el XVI. Reconvertido en museo, se puede visitar la iglesia principal, en la cima de la montaña, y el Monasterio de la Cueva, excavado totalmente en las rocas.

frimufilms / ISTOCK

Monasterio Churchi

El origen de este monasterio es incierto, lo que sí se sabe es que su fundación se remonta a 1868. La iglesia principal, la Catedral "Naşterea Domnului", fue diseñada en estilo neobizantino y cuenta con la cúpula más alta del país, con 54 metros de altura.

frimufilms / ISTOCK