Este es el tren de Katoomba, el más vertiginoso del planeta, y está en las Montañas Azules

Una atracción de Récord Guinness en una región natural Patrimonio de la Humanidad

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: narvikk / ISTOCK

Pocos espacios en el mundo concentran en un mismo lugar tantas experiencias basadas en el disfrute del entorno y la naturaleza como lo hace Scenic World, un enorme conjunto de instalaciones que tienen su base en el borde de escarpados precipicios de arenisca frente al valle de Jamison, junto a la ciudad de Katoomba, una población situada a algo más de cien kilómetros de Sídney.

Una de las zonas más famosas de las Montañas Azules son estas
Una de las zonas más famosas de las Montañas Azules son estas 'Tres hermanas' | mollypix / ISTOCK

Un rincón australiano que se enclava en las Montañas Azules, una asombrosa área, mucho más grande, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Katoomba Scenic Railway

Cuando los ingleses comenzaron, en el siglo XIX, a utilizar los raíles como vías para transportar pasajeros a través de paisajes escénicos, seguramente no pudieron imaginar que el término Scenic Railway acabaría por triunfar como atracción turística alrededor del mundo.

Tal es el caso del Katoomba Scenic Railway, una de las atracciones de Scenic World. Un increíble trayecto que transcurre por vías férreas, a lo largo de varios cientos de metros, descendiendo desde lo alto de un precipicio hasta el fondo del valle Jamison.

El tren que recorre Katoomba
El tren que recorre Katoomba | Photon-Photos / ISTOCK

La originaria línea Main Western inaugurada en 1874, que sirvió para el transporte minero hasta mediados del siglo XX, fue reconvertida con fines turísticos a partir de entonces para llegar hasta nuestros días materializada en el ferrocarril más empinado del planeta, tal y como consta en el Libro Guinness de los Récords.

El tremendo desnivel que se salva a través de un túnel de roca, alcanzando los 52 grados de inclinación, es motivo suficiente para subirse a los compartimentos que forman parte de la línea funicular.

Bienvenidos a Gozón: todo lo bueno de Asturias comprimido en un solo lugar

El techo de cristal de los compartimentos, así como la posibilidad de ajustar la posición al ir sentados, pudiendo ampliar la inclinación hasta los 64 grados, ha convertido a esta atracción en la favorita de los muchos turistas que han pasado por este punto de Nueva Gales del Sur.

El impresionante teleférico que cruza las Montañas Azules
El impresionante teleférico que cruza las Montañas Azules | Photon-Photos / ISTOCK

Pero el Katoomba Scenic Railway no es la única forma de la que disponemos para contemplar los grandiosos paisajes de este sector de las Montañas Azules.

El Scenic Skywalk, inaugurado en 1958, fue el primer teleférico de Australia y es actualmente el más largo de todo el hemisferio sur. Suspendido a una altura máxima de 270 metros y con un cable que se proyecta hasta los 720 metros, es una excelente opción para admirar la cascada Katoomba o las formaciones rocosas más icónicas de los alrededores, como Orphan Rock o Three Sisters.

La cascada de Katoomba es uno de los escenarios más míticos de las Montañas Azules
La cascada de Katoomba es uno de los escenarios más míticos de las Montañas Azules | zetter / ISTOCK

Además, la experiencia pionera en el mundo llamada Beyond Skyway, nos permite subir hasta la parte superior de la cabina del teleférico, atados con arneses, para contemplar estas vistas con la sensación de la adrenalina en nuestros cuerpos.

Mientras, allí donde el teleférico acaba su recorrido nos espera el Scenic Walkay, un sendero elevado de varios cientos de metros que conecta las estaciones del teleférico y el funicular, a través de un bosque templado lluvioso cargado de especies autóctonas.

El magnífico marco de las Montañas Azules

Nueva Gales del Sur, el estado del sureste australiano, tiene una joya natural conocida como las Montañas Azules. Y así lo debió pensar también el comité de la Unesco que la incluyó hace veintidós años en el listado del Patrimonio de la Humanidad.

Una precioso amanecer en las Montañas Azules de Australia
Una precioso amanecer en las Montañas Azules de Australia | Chris Gordon / ISTOCK

Esta región, colindante con el área metropolitana de Sídney, de marcados relieves y profundas gargantas aunque con una cota máxima no demasiado elevada – 1215 metros en el Monte Werong -, se trata de una gran porción de territorio en la que la vegetación de eucaliptos cobra una buena parte del protagonismo gracias a la existencia de un enorme número de representaciones de esta especie.

Precisamente los eucaliptos son los que tradicionalmente han dado la fama a esta región por el color de la atmósfera sobre la vegetación cuando observamos grandes panorámicas, siguiendo con una idea errónea de que es el reflejo de las hojas de estos árboles el causante de ese característico color azul. Sin embargo, esta curiosa y bella característica, que ha dado nombre a la región, responde al fenómeno conocido como “dispersión de Mie”, un efecto provocado por la dispersión de la luz solar al atravesar las moléculas gaseosas del aire.

Leura Falls en las Montañas Azules
Leura Falls en las Montañas Azules | Veni / ISTOCK

Los bosques templados húmedos presentes en toda esta zona, así como las gargantas, favorecen la presencia de brumas que acentúan este efecto, siendo observables en este caso las tonalidades azules.

Un fenómeno completamente normal y muy frecuente, sobre todo en entornos montañosos, pero cuya representación más famosa, en todo el planeta, la encontramos en estas Montañas Azules del sureste de Australia.