Siete acantilados de España que nos dejan sin aliento

Nos asomamos al abismo de algunos de los acantilados más espectaculares de España

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: jovannig / ISTOCK

Los acantilados son de esos lugares que nos inspiran cientos de metáforas. Están cortadas verticalmente y, en sus alturas, podemos tener el horizonte a nuestro alcance. Pero a su vez, es imposible ir más allá por su escarpada geología.

Aquí podemos admirar la naturaleza más sublime, encantarnos mirando al horizonte o maravillarnos pensando en cómo la naturaleza es capaz de crear algo tan espectacular y dónde la sensación de libertad está asegurada. Recorremos algunos de los más bonitos e inspiracionales de España. ¿Te vienes?

1. Cabo Formentor, Mallorca

Es el entrante de tierra más septentrional de la isla de Mallorca. Es descrita como el “punto de encuentro de los vientos”, y son estos mismos junto con las olas los que van modelando día a día la variada y escarpada costa de esta cabo. Que en algunos puntos, sus acantilados, pueden alcanzar los 300 metros de altura.

Cabo Formentor, Mallorca | Dawid Kalisinski Photography / ISTOCK

2. Foz de Arbayún, Navarra

Nos vamos hasta Navarra para admirar el imponente cañon excavado por el río Salazar en la roca caliza de la Sierra de Leyre. Sus paredes verticales, de infarto, llegan a tener casi 400 metros de profundidad y está declarado como Reserva Natural porque aquí vive la mayor colonia de buitres leonardos de Navarra.

Foz de Arbayún, Navarra | AlbertoLoyo / ISTOCK

3. Ermita de San Telmo, Guipuzcoa

Está ubicada sobre la playa de Itzurun y sobre el acantilado que forma el Flysch. Esta ermita, en lo alto de este acantilado, esta dedicada al patrón de los marineros y goza de una de las mejores vistas de la provincia.

Ermita de San Telmo, Guipuzcoa | Mimadeo / ISTOCK

4. Mirador del Salto del Gitano, Cáceres

Está ubicado en el Parque Nacional de Monfragüe y es uno de los acantilados más bellos de Extremadura. Tal es así que fue denominado por los árabes como Monfrag, cuya traducción literal es “El abismo”. Y es que solo con admirarlo ya podemos darnos cuenta de lo escarpado y peligroso que es su acceso debido a los desniveles que presenta.

JoseIgnacioSoto / ISTOCK

5. Mirador del Meandro del Melero, Salamanca

Es, sin duda, uno de los paisajes más privilegiados y bonitos de Castilla y León. Por él atraviesa el río Alagón haciendo un giro que nos deja una de las postales más increíbles de España. Su mirador, escarpado hacia unas impresionantes vistas de este Meandro, es de obligada visita.

jgaunion / ISTOCK

6. Los gigantes, Santa Cruz de Tenerife

Son un accidente geológico volcánico del tipo basáltico que se encuentran en la costa oeste de la Isla de Tenerife. Sus acantilados oscilan alturas de entre 300 y 600 metros que nos dejan, desde sus alturas, las mejores vistas de todas las islas. Eso sí… antiguamente eran conocidos como “las murallas del diablo”. Solo hay que verlo…

imv / ISTOCK

7. Bardenas reales, Navarra

Los acantilados no tienen por qué estar de cara al mar. Así lo demuestran las conocidas Bardenas Reales, un paisaje semidesértico que se extiende por Navarra. Si las admiramos desde las alturas nos daremos cuenta de que su escarpada geología es, literalmente, para dejarnos sin aliento.

Bardenas reales, Navarra | JackF / ISTOCK

Y MÁS:

Recorremos España de cabo... a cabo

Los 10 pueblos de España con las mejores vistas

Asomarse al abismo: los miradores más espeluznantes del mundo