Secretos del Río Celeste

Gonzalo Azumendi

En la provincia de Alajuela, entre las montañas de los cantones de Guatuso y Upala y dentro del Parque Nacional Volcán Tenorio, existe un ribete de cielo primorosamente cosido a la tierra: el río Celeste. Los indios maleku, prístinos pobladores de sus contornos, cuentan que, al concluir de pintar el firmamento, los Tócu maráma, sus dioses supremos, enjuagaron los pinceles en la corriente fluvial, que acabó teñida de color turquesa. Así nació, según la leyenda indígena, la que hoy es considerada como la séptima maravilla natural de Costa Rica.