El Salvador, hogar de 170 volcanes

El país se encuentra en el Cinturón de Fuego del Pacífico, una de las zonas con más actividad sísmica y volcánica de todo el planeta

Beatriz Pérez
 | 
Foto: Jaime Mejia / ISTOCK

El Salvador es tierra de volcanes, fuego y lava. Y es que en este pequeño país de Centroamérica hay nada más y nada menos que 170 volcanes, lo que año tras año atrae a los turistas más aventureros que se atreven a escalar hasta sus cimas.

El Salvador se encuentra en la zona del Cinturón de Fuego del Pacífico, una de las zonas del mundo con más actividad sísmica y volcánica. Y aunque tan solo 14 volcanes se encuentran activos en la actualidad, muchos otros están en constante vigilancia por riesgo de erupciones. Según algunos estudios geológicos locales, la mayoría de los volcanes que se formaron por un choque de placas tectónicas surgieron hace 10.000 años, aunque algunos se han formado mucho más recientemente a partir de orificios en las faldas de otros volcanes.

El volcán San Vicente junto a la ciudad de San Salvador | Joey's Lens / ISTOCK

A pesar del peligro que esto pudiera suponer, los volcanes de El Salvador son uno de los principales atractivos turísticos del país. Miles de curiosos y aventureros se atreven a escalar hasta la cima de los volcanes para disfrutar de unas impresionantes vistas y contemplar el interior de los cráteres.

El volcán más alto del país es el volcán de Santa Ana o Ilamatepeq con una altura de 2,381 metros y una superficie de 2.110 hectáreas. En su cráter, de alrededor de un kilómetro y medio de diámetro, los turistas podrán deleitarse con una estampa sorprendente, y es que en su interior se encuentra un lago de aguas turquesas debido a las sustancias químicas como el azufre que le dan ese brillante color azulado. La última erupción de este volcán se remonta al año 2005, con lo que todavía se considera activo.

Interior del cráter del volcán Santa Ana | mbrand85 / ISTOCK

Unos de los volcanes más recientes es el Izalco, formado en el año 1700. Durante mucho tiempo fue conocido como “El Faro del Pacífico”, ya que desde su creación estuvo erupcionando casi sin cesar durante 196 años. El Izalco se encuentra en el Parque Nacional Cerro Verde, donde se pueden observar otros volcanes y hacer rutas de senderismo para contemplar la exuberante naturaleza del lugar.

Volcán Izalco | Robert_Ford / ISTOCK

Por ejemplo, en el parque también se encuentra el volcán Cerro Verde, cuyo cráter se encuentra erosionado y cubierto por un espeso bosque nebuloso. Además, este volcán ya se considera extinto, y es que se estima que su última erupción fue hace más de 25 mil años.

Parque Nacional Cerro Verde | vladispas / ISTOCK

Otro volcán que sí está activo es el San Salvador, que destaca por estar dividido en tres partes o elevaciones diferentes. En una de ellas se encuentra el cráter, de un metro y medio de ancho, y tuvo su última erupción hace poco más de un año, en 1917. Este volcán está dentro del Parque Nacional El Boquerón, una de las reservas naturales más importantes de todo el país centroamericano y el lugar perfecto para hacer senderismo y disfrutar de la biodiversidad de la zona.

Interior del cráter del volcán San Salvador | JohnCrux / ISTOCK