Pasar un verano especial en Moorea, Tahití

Bucear con rayas, hacer senderismo o disfrutar de un tradicional tratamiento de spa son algunas de las actividades que ofrece Moorea.

La isla del archipiélago de Tahití Moorea ofrece a sus visitantes un sinfín de actividades con las que gastar el tiempo de vacaciones sin que se convierta en algo aburrido. Durante el día, Moorea ofrece un contacto total con la naturaleza a través de la práctica de snorkel en sus aguas donde las rayas y una infinidad de peces de colores habitan. Además, la gran laguna de Moorea ofrece infinidad de actividades para conocerla como exploración de la misma en barco, alquiler de motos de agua, esquí acuático, paracaidismo, aquascope, pesca deportiva de altura y de recreo o la práctica de surf.

Otra de las opciones para pasar el día es conocer el interior de la isla gracias a las excursiones en jeep, quad, a caballo o a través de rutas de senderismo de nivel medio que transcurren por caminos rodeados de plantaciones de piñas y bosques de castaños hasta un mirador donde divisar las bahías de Cook y Opunohu.

Más actividades que ofrece la isla son la galería del pintor belga Philippe Dubois cuyos cuadros captan los colores tahitianos y escenas de la vida isleña o el Centro de bienestar Helen Spa donde disfrutar de tratamientos con productos típicos de Tahití y masajes.

En cuanto a alojamientos, la isla de Moorea posee desde hoteles de cinco estrellas hasta villas o bungalows en tradicionales hoteles así como pensiones familiares.

Más información en www.tahiti-tourisme.es