Un Paris diferente según con quién viajes

Hay ciudades que por mucho que las visites no dejan de sorprenderte, y podrás visitar sus rincones una y otra vez que las sensaciones cambian por completo. Según la edad, el momento o etapa en el que estés o la compañía verás las cosas de otra manera, descubrirás nuevas formas, luces y colores que harán aún más especial el destino. Y París es un ejemplo de ello. 

Cayetana Vela Sánchez-Merlo
 | 
Foto: Imgorthand / ISTOCK

Más de 2 millones de habitantes, 20 distritos, cientos de hoteles de lujo y más de una veintena de vuelos diarios que conectan nuestro país con la “ciudad de la luz”, y a pesar de estas imponentes cifras, París es indescifrable en todas sus facetas. Bohemia, multicultural, fashionista, artística, o próximamente olímpica, su oferta tan variada como renovada atrae a todo tipo de viajeros que comparten su pasión por descubrir y vivir. 

Beboy_ltd / ISTOCK

Hoy os traemos tres maneras diferentes de conocer y experimentar París según la compañía: 

Con amigas…

Para hospedarse que mejor que hacerlo en el hotel que presume de contar con el spa de la marca francesa por excelencia, Chanel. Una escapada entre amigas en el que dejarse llevar por los masajes y las aguas termales de un spa de lujo se convierte en el mejor plan. El Ritz es “the place to be” de la capital francesa. Recién reformado, el spa de este exclusivo spa respira una filosofía que busca ofrecer experiencias, momentos de excepción, en los que cuerpo y mente alcanzan un momento de plenitud. ¿Un imprescindible? Le Massage de Chanel, una experiencia sensorial con una eficacia asombrosa.

D.R

A la hora de ir de compras París siempre ha sido el destino favorito de las amantes de la moda, el estilo y el diseño, de ahí, que Celine haya decidido abrir la primera boutique dedicada exclusivamente a sus perfumes. En el 390 de la icónica Rue Saint-Honoré, este espacio minimalista donde la decoración es sobria a la par que elegante y embaucadora, es el lugar perfecto para dejarse llevar a través del sentido del olfato descubriendo de manera única los 11 perfumes de la casa.

D.R

Café Kitsuné, no hay parisino que no haya escuchado hablar de este café que abrió sus puertas hace casi 6 años proponiendo una reinterpretación de los clásicos bistró francés con cierta inspiración asiática bajo “Kitsuné” que en japonés significa “zorro”. Tomarse uno de sus cafés mirando a los jardines del Palais Royal es algo que merece la pena durante tu estancia en París. 

Nikada / ISTOCK

Restaurant Club Matignon. Para acabar el día que mejor que hacerlo en el sitio de moda. Ubicado en el 8e Distrito se encuentra está combinación perfecta de restaurante y club/discoteca, que ofrece de primero una cocina francesa innovadora y de segundo, una sesión de música de lo más divertida. Fue fundado por los hermanos Costes quienes revolucionaron el sector de la hostelería con una propuesta atrevida en donde lo barroco combinado con los estampados imposibles lo convierten en un museo en sí mismo.

D.R

En Pareja…

“París la ciudad de los enamorados” Así es como muchos la definen. Escenario de las películas más idealistas así como de historias reales que han escapado a la capital francesa llamadas por ese romanticismo que se respira en cada esquina. Un ejemplo de esto es el Hotel George V, otro monumento de París que se caracteriza por la excelencia, el lujo y el confort en su máxima expresión. Fue construido en 1928 y desde entonces no ha dejado de agrandar su leyenda siendo un fijo en los rankings de los hoteles de la capital francesa. Celebrities y personalidades de todos los ámbitos eligen este espectacular hotel perteneciente a la cadena de hoteles Four Seasons, como refugio para sus días en la capital. Amplias habitaciones decoradas con un gusto exquisito que recrean un ambiente acogedor e imperial. No te puedes perder su spa de 720 metros cuadrados para desconectar por un momento de la realidad y transportarse a un oasis urbano.

D.R

Le Train Bleu, es uno de los restaurantes escondidos y más bonitos de la capital. Ubicado en la Estación de Lyon es un viaje a la Belle Époque donde el almuerzo o la cena se convierte en toda una experiencia rodeada de arte. Desde 1901 deleita a sus comensales con una alta cocina tradicional a la altura de un lugar icónico que cuenta con el reconocimiento de Monumento Artístico. Lienzos por las paredes y bóvedas que representan diferentes paisajes en el camino de París al sur del país.

D.R

No se entiende París sin su Sena. Más allá de los clásicos cruceros que se pueden observar a lo largo de este rio, la Riva, embarcación italiana típica de los años 60, propone un crucero privado e íntimo desde donde podrás ver la ciudad con otra perspectiva diferente pero igual de embaucadora.

En Familia…

Es indiscutible que hablar de París en familia es hablar de Disney, pero hay muchos rincones pensados para que los más pequeños de la casa disfruten de la ciudad. Para alojarse, el hotel Le Bistrol (Oetker Collection Hotel) es una opción perfecta y es que si bien es uno de los hoteles más exclusivos de la ciudad cuenta con todo lo necesario para que los niños estén cómodos y a gusto durante su estancia. Le Bistrol Paris x Bonpoint es el Kids Club más chic de la ciudad. Al lado del Spa Le Bistrol by La Prairie se encuentra este espacio pensado para el disfrute de padres e hijos, y al que se le suma una sala de juegos para que se diviertan después de su excursión al spa.

D.R

Bonton, es esa tienda de niños, donde no sabes si se divierten más las madres o los pequeños.  Un espacio colorido y mágico, donde todo llama la atención. Dispone de una sala de juegos, un fotomatón e incluso una peluquería, con todo el atrezzo necesario para que los niños vivan una experiencia única.

D.R

Planetari o el planetario de París en la ciudad de la ciencia y la industria de París es un lugar que sin duda merece la pena visitar con los más pequeños. El punto de encuentro de la ciencia y la tecnología para observar algo que lleva despertando la curiosidad del ser humano desde su existencia, y todo a través de los cinco sentidos. Además cuenta con La Cité des Enfants, dedicado exclusivamente a los menores de 12 años, que ven volar el tiempo con los juegos y actividades que les proponen durante una visita que desearán que no acabe nunca.

D.R