Madagascar, o la isla de todos los viajes imaginables

Nuestras ansias viajeras van en aumento, y muchos pensamos en tener la experiencia definitiva en cuanto superemos la crisis pandémica. En Madagascar no será una experiencia, sino infinitas

Petit Futé
 | 
Foto: dennisvdw

En Madagascar cualquier tipo de viaje es posible. El tamaño del país es tal que una sola visita no es suficiente para aquellos que sucumben a sus hechizos. A lo largo de los años hemos viajado por la isla de muchas maneras. Cada uno de los itinerarios que nos propone la guía de la prestigiosa colección Petit Futé, de la editorial Alhenamedia, es una "aventura" en si, es un descubrimiento inusual y diferente.

jordieasy

El que viene de fuera, el vahiny (el extranjero), es bien recibido: la hospitalidad malgache sigue siendo una de las « fuerzas » tranquilas de la Gran Isla. Rara vez volvemos decepcionados de un viaje al país de los lémures, aunque algunos viajeros lamenten unas tarifas a veces demasiado altas (teniendo en cuenta las infraestructuras existentes), una pobreza difícil de digerir (pero no debería sorprender si se planifica un poco el destino), unos servicios deficientes, etcétera.

dennisvdw

Los itinerarios que presentamos describen una serie de lugares y regiones, pero no son exhaustivos. Se trata de una selección de rutas para una primera aproximación a Madagascar, más o menos clásica. Aunque la evolución del turismo no parece ser muy conciliadora para el aventurero, siempre es posible viajar de forma independiente. Hay que tener en cuenta que para llegar a todos los lugares que se mencionan en esta guía se necesitarían, al menos, seis meses.

Cada región es, en sí misma, una meta de viaje. Al viajero le corresponde determinar las prioridades en función de sus afinidades. Los aficionados a la vegetación exuberante, la selva (rainforest) y la humedad tropical, elegirán la costa este. Los amantes de los desiertos y los espacios abiertos irán más lejos, hacia el sur. Los « robinsones » de todos los niveles encontrarán interminables playas paradisíacas en la costa suroeste.

Nuestros favoritos de Madagascar

Unas playas paradisíacas en Terres Blanches, al norte de Mahajanga o en Ankasy Lodge, entre Toliara y Andavadoaka, en el suroeste.

pierivb

El descenso en piragua del canal de Pangalanes, alrededor de Mananjary o de Toamasina (tres o cuatro días).

La increíble caminata de varios días en el macizo de Makay (de norte a sur, ¡calcula al menos 17 días!).

Visitar alguno de los parques nacionales más espectaculares de la isla: Bemaraha en el oeste, Isalo y Andringitra en el sur, Masoala (en temporada) en el noreste, o los espacios naturales de los alrededores de Antsiranana en el norte.

HomoCosmicos / ISTOCK

El descubrimiento de un pequeño pueblo perdido en el oeste de las Tierras altas centrales, para conocer la vida tradicional de sus habitantes.

zeljkosantrac

Una pausa gastronómica en el restaurante Mad Zébu de Belo sur Tsiribihina, o cómo disfrutar de la cocina gourmet en el corazón del Madagascar más auténtico.

Un viaje por mar con los tiburones ballena en Nosy Be.

ANDREYGUDKOV

Contemplar a los lémures, especialmente en el Parque Nacional de Andasibe y la Reserva Indri Indri, en el Palmarium al sur de Toamasina (en los Pangalanes), en el bosque de Anja, cerca de Ambalavao, o en muchos otros parques nacionales o reservas privadas.

no_limit_pictures

Un poco de diversión nocturna en los bares y discotecas de Antsiranana (para disfrutar con moderación).

La avenida de los Baobabs en un quad, entre Toliara y Morondava.

pawopa3336

Un crucero en canoa o en dhow desde Analalava hasta Nosy Be, pasando por el archipiélago de Radama.

Una sesión de kitesurf en Babaomby o en Sakalava Bay, cerca de Antsiranana.

stewie74 / ISTOCK

Déjese llevar por la atmósfera tradicional y anticuada de este colorido país, siempre es más bello cuando se sale de los itinerarios turísticos... que raramente son los más interesantes.