Lugares imprescindibles de La Habana

Foto: Patrick Frilet

Las ciudades definen su carácter por los templos que son capaces de albergar, laicos, por supuesto. En La Habana, la estética de la destrucción tiene un papel importante en una ciudad en la que nunca se sabe si lo que se ve está apuntalado o en periodo de reconstrucción. Ruina en estado inteligente. Los verdaderos protagonistas son sus moradores, y la calle, cualquier calle, se convierte en el escenario para esta representación de la vida que es la animosa capital de Cuba. Absténganse los fanáticos del consumo. Lo importante, en La Habana, es el alma de la ciudad, que se manifiesta en donde sus moradores se mezclan con los visitantes en templos de la vida cotidiana en donde lo mejor que puede ocurrir es una conversación inteligente, un cigarro habano y la imprescindible música como testigo de cada instante.