Los escenarios del nuevo Robin Hood

El director Ridley Scott recrea la leyenda del héroe medieval y hará que este verano miles de visitantes busquen sus huellas en Nottingham y en el bosque de Sherwood. "Robin Hood" se estrena en España el 14 de mayo.

Miguel Ángel del Arco

Con 45 años, Russell Crowe encarna a un Robin Hood más viejo y bruto. Más que los saltarines Errol Flynn (1938) y Kevin Costner (1991) o incluso que Sean Connery (1976). La lady Marian que da la réplica al actor australiano es Cate Blanchett. Su papel tiene ahora más carácter que el que les tocó representar a Olivia de Havilland, Elizabeth Mastrantonio o Audrey Hepburn.

Esta leyenda hará que este verano miles de visitantes busquen sus huellas en Nottingham y en el bosque de Sherwood. La ciudad de Nottingham tiene 260.000 habitantes y está a 230 kilómetros de Londres. Tanto en su palacio como en la ciudad se organizan itinerarios para seguir los rastros del arquero y de sus eternos enemigos, el sheriff y el príncipe Juan sin Tierra. Sherwood es un bosque de 423 hectáreas de árboles centenarios, los restos de una zona de caza real que se extendía por varios condados. En 1969 el Consejo del Condado de Nottinghamshire abrió al público sus puertas. Hay visitas guiadas con narraciones épicas y demostraciones de luchas medievales y un tren a vapor que recorre el lugar, el Sherwood Forest Railway (el Ferrocarril del Bosque de Sherwood). Son los lugares que recrea Ridley Scott en su película, llena de cambios de escenarios y de argumento, un rodaje pleno de dificultades. La primera idea fue rodar en el bosque y dibujar un Robin Hood diferente. Al final se optó por lo seguro. El mismo director admitió: "El gran problema es que Robin Hood tiene más fuerza como título que como historia". Así que en esta aventura se cuenta la historia de un arquero que está al servicio del rey Ricardo y lucha contra las tropas francesas. En Nottingham hay que visitar el laberinto subterráneo de cuevas que recorre la ciudad, la espléndida mansión que alberga el Museo y Galería de Arte del Castillo de Nottingham y Wollaton Hall, uno de los edificios de la época Tudor más ornamentados de Gran Bretaña, rodeado por 200 hectáreas de bosque y el lugar en el que el rey Carlos I alzó su estandarte para dar comienzo a la guerra civil. Más información: www.visitengland.es