Islas españolas no tan conocidas

En los mares españolas hay islas que no son muy conocidas por el gran público pero eso no significa que no sean interesantes.

Viajar
 | 
Foto: Txiriguili / ISTOCK

Las costas españolas están repletas de islas e islotes que sorprenden. No son muy conocidos por el amplio  público y justo en eso reside parte de su encanto, en que en su territorio no nos encontraremos con hordas de turistas, aunque tampoco estaremos solos. Estas islas se encuentran en todos los mares que rodean España y, muchas forman parte de archipiélagos mayores. Allá vamos:

Isla de Ons

La más famosa de esta lista es la isla de Ons. Menos conocidas que sus hermanas las islas Cíes, se ubica en la entrada de la ría de Pontevedra, en el océano Atlántico y forma parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia. Lo cierto es que se han contabilizado hasta 60.000 los turistas anuales que la visitan cada año, una cifra nada despreciable pero mucho más baja que las Cíes, en las que se tuvo que instaurar un cupo de 2000 personas diarias. La isla de Ons se puede conocer a fondo a través de 4 rutas senderistas de 8 kilómetros la más larga. Además, las playas y el pulpo son sin duda el gran atractivo de esta isla.

Islas Medas. | Eloi_Omella / ISTOCK

Islas Medas

En las costas catalanas, frente a las desembocadura del río Ter, estas islas son el paraíso para los buceadores que buscan divisar rayas y el coral rojo característico de la zona. Hogar de piratas, estas siete islas están actualmente protegidas gracias a su riqueza de flora y fauna marina que las convierten en una de las reservas más importantes del Mediterráneo.

Alegranza

Al norte de Lanzarote, esta isla pertenece al archipiélago de Chinijo y forma parte del Parque Natural del Archipiélago Chinijo y de la Reserva Integral de Los Islotes. Esta isla se caracteriza por la Caldera de Alegranza, con un cráter de 1,1 km de diámetro y por el jameo que en ella se encuentra, en el que en ocasiones es posible hacer snorkel. Alegranza, de propiedad privada, al estar protegida, sólo es visitable a través de senderos preestablecidos.

oscarcalero / ISTOCK

Isla de Ízaro

En aguas del Cantábrico, frente a Bermeo, la isla de Ízaro se ubica en la desembocadura del río Mundaca y forma parte del área natural de Urdaibai. Habitada durante la Edad Media por monjes franciscanos, dice la leyenda que el temido pirata Francis Drake atacó el monasterio y lo arrasó. Esta leyenda sin embargo tiene sus detractores, puede dicen que fueron corsarios hugonotes franceses, los que atacaron a los monjes. Sea como fuere, en el siglo XVIII los monjes se fueron y la isla quedó deshabitada por humanos aunque no por la colonia de aves marinas que han hecho de ella su hogar.

Isla Dragonera. | MKCinamatography / ISTOCK

Isla Dragonera

Perteneciente al archipiélago de las islas Baleares, esta isla se encuentra al oeste de Mallorca y, junto a los islotes de  El Pantaleu y La Mitjana forma el Parque Natural de sa Dragonera. Habitada por científicos, guardas y personal del Parque Natural, esta isla se puede conocer libremente a través de cuatro rutas de senderismo y la pernoctación en ella necesita un permiso especial.

Isla del Aire. | FreezingRain / ISTOCK

Isla del Aire

Con el mayor faro de Menorca, de 38 metros de altura y rayas blancas y negras, la isla del Aire se ubica frente a las costas del municipio de San Luis y se caracteriza, además de por el faro, por la lagartija endémica que habita en la isla, la Podarcis lilfordi lilfordi, cuyo color es más oscuro que las lagartijas comunes. Además, aquí el agua del mar es de un color cristalino que permite practicar el snorkel y descubrir un fondo marino de lo más especial.

JorgeMoyol / ISTOCK

Isla del Fraile

Ubicada al este del municipio murciano de Águilas, esta isla tiene una historia que se remonta a época fenicia, aunque también estuvo habitada por griegos y romanos, de quienes aún se pueden encontrar restos en forma de platos o ánforas. Su lugar estratégico en el paso y avistamiento de delfines así como sus poblaciones de Posidonia oceanicas hacen de esta isla un lugar muy interesante.

Isla de los Faisanes

En realidad esta isla es un islote fluvial en la desembocadura del Bidasoa, entre Irún y Hendaya. Este islote tiene la particularidad de ser un condominio, es decir, su soberanía está compartida desde finales del siglo XIX por España y Francia, quienes han acordado cuidar del territorio durante seis meses al año, cada país.