Lo mejor de este hotel está... fuera del hotel

El Terra Dominicata gana dos Premios Architizer, los Oscar de la arquitectura... por su jardín privado. Y sí, está en España

Redacción Viajar
 | 
Foto: D.R.

El hotel 5* Terra Dominicata, ubicado en el Priorat, gana el Premio Architizer del Jurado y el Premio Architizer por votación popular en la categoría paisaje: jardín privado del año 2020.

El proyecto de arquitectura del paisaje y espacios exteriores, realizado por el estudio SCOB de Barcelona, se llevó a cabo con un objetivo claro: preservar al máximo el entorno y la arquitectura local. A través de técnicas de construcción sostenibles fue posible preservar el equilibrio de la vegetación, colores y texturas, de un lugar considerado patrimonio histórico y cultural.

D.R.

Terra Dominicata competía en este certamen internacional junto a otras cuatro obras situadas en Londres (Slot House), Sapporo Japón (e/d,A. TAKI NISEKO) y dos en EE.UU., una en Austin Texas (70 Rainey Sky Garden) y otra en Nueva York (Outside-in Pavilion).

El prestigioso jurado de estos premios, considerados los Oscars de la arquitectura, está formado por reconocidos profesionales de la arquitectura (como Steven Hall, Sou Fujimoto, Winy Maas y Michel Rojkind), la fotografía (Iwan Baan), la comunicación y la cultura (comisarios del MOMA, críticos de Tashen, The Wall Street Journal y The New York Times, entre otros), o la tecnología y la innovación (con empresas como Microsoft y Kickstarter).

D.R.

Sin olvidar el papel de los usuarios y amantes de la arquitectura de todo el mundo que han participado en el proceso de votación Online abierto, donde se han decantado por la fusión de la belleza natural, arquitectónica y paisajística del hotel.  

Segundo premio en 2020

Este es el segundo galardón relacionado con arquitectura, interiorismo y paisaje que reciben el hotel y Scob en lo que va de 2020. El pasado mes de julio anunciaron el premio LILA 2020, en la categoría de Hospitality, por su proyecto paisajístico.

D.R.

Ambos premios son un merecido reconocimiento al excelente trabajo de planificación y restauración de la masía Mas del Tancat, que fuera habitada por campesinos que trabajaban las tierras bajo dominio del monasterio a partir del siglo XII, sobre la que fue construido y planificado el hotel que cuenta con bodega de vinos propia en medio de una extensión de 135 hectáreas de terreno que forman parte de una reserva natural protegida.