Hotel-Balneario La Hermida

Las visitas culturales por la región cántabra del Liébana y la estancia en un balneario de estas características son la combinación perfecta para pasar unos días de ensueño en esta comunidad.

El año lebaniego es una excusa perfecta para acercarse hasta Cantabria y conocer todos sus atractivos. Una opción ideal es descubrir uno de los seis balnearios con los que cuenta la comunidad.

Muy cerca del monasterio de Santo Toribio se encuentra el balneario de la Hermida, que ha sido completamente remodelado. Ubicado en un paraje único, este establecimiento acogerá al visitante haciéndole olvidar todos los males de la vida diaria.

El secreto del balneario es el agua mineromedicinal clorurado-sódica hipertermal de los tres manantiales, especialmente recomendada para aquellos que sufran dolencias musculares y de ligamentos, reumatismo y artrosis, afecciones de la piel, asma y bronquios.

Las termas de La Hermida están dividas en una zona de termalismo tradicional de tratamientos individualizados, la zona seca y la piscina termal dinámica. En ésta última se puede visitar la antigua cueva del manantial, en el que podrá comprobarse cómo el agua brota a 60ºC y beneficiarse de la misma terapéuticamente.

Un lugar muy especial para relajarse y aprovechar todos los beneficios que nos ofrecen los manantiales.

Más información:
www.balneariolahermida.com
info@balneariolahermida.com