Guías para la Milán ajetreada y cercana

"Milán pasa por ser la ciudad menos museo de Italia", escribió en el año 1920 Corpus Barga, que también reconocía en ella "la ciudad intensa, pequeña e italiana". Desde entonces han crecido Milán y la aeronáutica, que nos la acerca –gracias a las compañías "low cost"– por el precio de una cena.

Rafael de Rojas

La ciudad italiana de Milán es una de las más agraciadas en el generoso reparto de vuelos baratos desde España. La compañía Ryanair la comunica con los aeropuertos de Zaragoza, Valencia, Sevilla, Reus y Girona con precios que parten de los cero euros más tasas. También la aerolínea española Vueling permite conseguir billetes a la ciudad de la moda desde Madrid, Barcelona y Valencia por tan sólo 10 € más tasas.

¿Por dónde empezar a hincarle el diente a la ciudad? Nada mejor que asomarse a Viajes por Italia (Biblioteca de Rescate, Renacimiento. 19 €), obra de Corpus Barga. La edición recupera artículos publicados por el incisivo periodista en el período comprendido entre 1920 y 1925. Se inicia con una impagable descripción de la entrada en la ciudad con el Oriente Express para seguir con un retrato de los milaneses y los monumentos que los representan. "... La Piazza di Duomo, donde a un lado se levanta esa absurda y fantástica catedral, y en medio, espantado de contemplarla, un caballo en una estatua ecuestre y horrible, hace manifestaciones estéticas con la parte de atrás ", escribe con sorna. O " la amplia galería de Vittorio Emmanuele es al Milán de hoy lo que era la apretada Piazza dei Mercanti al Milán de Ludovico el Moro ". Sobre la galería más famosa de la ciudad también escribía Julio Camba: " Si el lector va un día a Milán y quiere visitar a algún milanés, que no se le ocurra ir a buscarle a su casa, donde será difícil que le encuentre (...). Espérele en cambio en la Galería Vittorio Emmanuele y yo me apuesto las consumiciones a que el milanés no tarda ni un cuarto de hora en aparecer ". Lo publica en su obra Aventuras de una peseta , una magnífica recopilación de artículos viajeros editada por última vez por Salvat (colección Austral) en el año 1969.

Una vez imbuidos de la pizquita de ironía con la que afrontar la ciudad de mayor ajetreo de Italia, podemos hacernos con un plano-guía. El Milán (10,95 €) de Ediciones B constituye un manejable tomito con todo lo imprescindible reunido en seis planos desplegables. El City Pack Milán (El País-Aguilar. 9,90 €), por su parte, plastifica conjuntamente una breve guía con todo lo imprescindible y un único mapa desplegable.

El País-Aguilar cuenta también con una Guía Visual titulada Milán y Los Lagos (30,50 €), repleta de imágenes con las que previsualizar la ciudad italiana y los espectaculares lagos de sus alrededores. Su hermana pequeña, Milán y los Lagos (11,90 €), de la colección Top 10, agrupa todo ello en decenas de páginas profusamente ilustradas.

Si se desea ampliar el área a visitar, la reciente Italia Norte (Salvat. 20 €) es una guía centrada en los establecimientos con mejor relación calidadprecio. Ideal para improvisar un viaje de mochila.