Del Hollywood mítico al glamour de Beverly Hills

Álvaro Leiva

La segunda ciudad más grande de Estados Unidos, con una población de 17 millones de personas, se ha convertido ahora, tal y como ocurrió hace un siglo, en una tierra prometida a la que acuden personas de todo el mundo en busca de un sueño engalanado con neones y con las gigantecas letras de Hollywood, el gran reclamo turístico de una urbe vibrante y desmesurada.