Cuando Murcia se convirtió en Irak

Fuente Álamo, Los Alcázares y San Javier, a la vera del Mar Menor, formaron en enero de 2008 el triángulo mágico del rodaje de "Green Zone", un filme sobre la guerra de Irak que ha sido rodado en su mayor parte en Murcia.

Miguel Ángel del Arco

Green Zone era como llamaban los americanos al recinto amurallado, a las afueras de Bagdad, donde estaban las embajadas. Cómodo y protegido, fue donde se ubicaron las autoridades de la coalición, en 2003, desde los primeros días de la ocupación, con las tropas avanzando hacia la capital de Irak. Un mundo, la zona verde, en medio de otro mundo caótico y violento.

Dentro del triángulo formado por los pueblos de Fuente Álamo, Los Alcázares y San Javier cabían el Palacio de la República, el búnker de Sadam Husein, los espías, el desierto, las persecuciones, los helicópteros y todas las balas de la película dirigida por Paul Greengrass y protagonizada por el actor Matt Damon. El paisaje murciano, convertido en un oasis en medio del polvo del desierto, contempló las idas y venidas de vehículos militares cargados de munición. En los mismos Alcázares reconstruyeron una buena parte del Palacio de la República, el escenario de los violentos combates entre las fuerzas estadounidenses y las iraquíes.

La universidad de Alicante compitió con la base militar de Los Alcázares, en Murcia, para convertirse en escenario del filme. Ambos lugares estaban en condiciones de asegurar que podrían lograr una buena reconstrucción del Palacio de la República, además de un paisaje creíble de Irak. Las dos tenían posibilidades porque el director de Green Zone, Paul Greengrass, ya conocía España. Aquí rodó algunas escenas de El ultimátum de Bourne, la película de espías que ganó tres Oscar en 2007, también protagonizada por Matt Damon. El premio se lo llevó el campo murciano, el que mejor cumplía los requisitos que el director solicitaba.

Fue la productora Kanzaman la que se ocupó de la organización del rodaje, la que buscó los figurantes, la que contrató a 200 técnicos españoles que dieron apoyo y servicio al personal técnico. El director, Paul Greengrass, Matt Damon, Greg Kinnear y Amy Ryan, entre otros, se alojaron en el Hyatt Regency de La Manga. El resto del equipo, en el Hotel 525 en Los Alcázares.