Cracovia más allá del Papa

Cracovia es mucho más que un destino religioso. Un cinturón verde rodea el casco histórico, serpenteando por el mismo lugar en el que, hace más de 700 años, se alzaba la muralla que protegía la ciudad de los ataques enemigos. La Rynek Glówny o plaza del mercado se extiende por una superficie de más de 40.000 metros cuadrados, acogiendo en su interior algunos de los edificios más imponentes de la ciudad: la lonja, la pequeña iglesia de San Adalberto, la gran basílica de Santa María y la torre del viejo ayuntamiento que ofrece fantásticas vistas a 70 metros de altura. Todo esto y más es lo que ofrece una de las ciudad más importantes de Polonia.