Cascadas de España que no puedes perderte

Gracias a las lluvias de este invierno, algunas de las cascadas de España han renacido con fuerza.

Viajar
 | 
Foto: AlbertoLoyo / ISTOCK

Por todo el territorio nacional nos encontramos con impresionantes cascadas que destacan por su belleza. En medio de una exuberante naturaleza, unas brotan de la tierra gracias a las intensas lluvias caídas durante el invierno; otras, caen desde los más alto creando un espectáculo casi divino. Es cierto que España no destaca por sus cascadas, que otros países cuentan en su territorio con saltos de agua más espectaculares, pero también lo es que hay algunas poco conocidas que no tienen nada que envidiar y os lo vamos a demostrar.

Un ejemplo claro es el que nos encontramos al norte de Salamanca. El conocido como Pozo de los Humos, es una cascada impresionante de 50 metros de caída libre en el Parque Natural de Arribes del Duero. Dice quien la ha visto que esta cascada no se parece a ninguna otra en España.

Tampoco tienen nada que envidar el Salto de Poveda en el Parque Natural del Alto Tajo, en Guadalajara y muy concurrido por senderistas que tienen su mejor recompensa en la llegada a este paraje, ni la cascada Artazul, en la Sierra de Goñi (Navarra), donde la práctica de barranquismo está a la orden del día y donde el agua parece ser escupida por las rocas del barranco en una imagen sorprendente.

El salto de los Órganos en el río Borosa se encuentra en la Sierra de Cazorla, en Jaén, y es también una de las cascadas favoritas de los senderistas y excursionistas que transitan por la zona en busca de bellos paisajes y una naturaleza única. Este salto de agua viene precedido por otros, aunque el de los Órganos es el premio de la caminata, no siempre sencilla.

La Cascada del Ézaro, en La Coruña, es la última de esta lista pero no la menos importante y es que es la única cascada de la Europa continental que desemboca directamente el mar.  Con más de 100 metros de altura, el agua cae en un profundo pozo rodeado de acantilados y preciosas playas gallegas.