Los bosques gallegos tocan el cielo

Tres rutas de senderismo a través de Manzaneda - Trevinca para conocer de cerca a la Galicia interior más auténtica, allí donde los árboles tienen voz y los druidas celtas dejan de ser leyenda

Viajar para Turismo de Galicia
 | 
Foto: Turismo de Galicia

Castaños varias veces centenarios; huellas celtas; lugares inmortales, casi inexplorados. 2.127 metros separan del nivel del mar a la montaña más alta de Galicia. Allí, en Pena Trevinca, provincia de Ourense, se esconden algunos de los secretos mejor guardados del interior de una comunidad autónoma que parece diseñada para los amantes de las rutas de senderismo y la naturaleza, repleta de bosques frondosos y profundos, verdes y autóctonos.

Es en Manzaneda - Trevinca donde los bosques de Galicia tocan el cielo y tres son las rutas a elegir para disfrutarlos en toda su expresión. Muy distintas entre sí, cualquiera de las tres opciones resultará perfecta para desconectar frente a las panorámicas, aromas y ecos que nos deja esa Galicia inmensa, la más natural y bucólica.

Turismo de Galicia

Tres planes, tres rutas

  • Las Reboleiras do Navea (San Xoán de Río) nos proponen una ruta tranquila a través del bosque de los druidas celtas en un paisaje dibujado por el agua.
  • El Souto de Rozavales (Manzaneda), con castaños varias veces centenarios, nos enseñará a lo largo de dos kilómetros que los árboles merecen ser escuchados.
  • El Teixadal de Casaio (Carballeda de Valdeorras), el bosque inmortal y casi inaccesible que no nos dejará indiferentes. Está ruta es de difícil acceso y es recomendable acudir acompañado de un guía especializado.

Reboleiras do Navea: un bosque ancestral, una visita sosegada

Turismo de Galicia

Es el bosque de Galicia, el de los druidas celtas y si lo que buscas es una senda de fácil recorrido, entonces la ruta de las Reboleiras do Navea se trata de la opción perfecta para ti. En las inclinadas laderas del valle del Río Navea, habita este apretado bosque de rebollos, de la familia de los robles, con los que suelen convivir.

“Cincelado por el agua en la gran fraga de San Xoán de Río, serpentea entre robles, quejigos y castaños”

Un paraje natural cincelado por el agua en la gran fraga de San Xoán de Río que serpentea entre robles, quejigos y castaños para ofrecernos una visita cómoda y sosegada. Este bosque ancestral ha sido distinguido con la declaración ambiental de Paisaje Protegido.

Perfil: Senderistas ocasionales

Punto de inicio: Mouruás (San Xoán do Río)         

Tipo de ruta: Circular          

Kilómetros: 6,8        

Tiempo estimado: 2 h 30 min.         

Dificultad en progresión: Baja       

Dificultad en orientación: Media

Descubre más aquí


Souto de Rozavales: en Galicia el bosque tiene voz

Turismo de Galicia

También perfecto para senderistas ocasionales. Si nos acercamos al Souto de Rozavales, en el municipio ourensano de Manzaneda, nos encontraremos castaños varias veces centenarios, como el “Castiñeiro de Pumbariños”, declarado Monumento Natural y por cuyas ramas han pasado generaciones y generaciones de hombres.

“A veces nos hablará de guerras; otras, de amoríos escondidos entre sus ramas”

Este árbol forma parte del catálogo de árboles singulares de Galicia y posiblemente haya celebrado más de mil cumpleaños. Quizá en su infancia hasta haya escuchado hablar en latín. Y cuando un árbol tiene esta edad merece la pena ser escuchado. A veces nos hablará de guerras; otras, de amoríos escondidos entre sus ramas.

Perfil: Senderistas ocasionales

Punto de inicio: Manzaneda (Manzaneda)

Tipo de ruta: Lineal

Kilómetros: 2,3 (ida y vuelta)          

Tiempo estimado: 1 h 15 min.         

Dificultad en progresión: Baja       

Dificultad en orientación: Media

Descubre más aquí

El bosque inmortal Teixadal de Casaio, un espacio natural primigenio y mítico

Turismo de Galicia

El conjunto de tejos más importante de Europa se encuentra en Galicia. Sagrado, mítico, templo de druidas celtas…, bosque misterioso, bosque mágico. Cualquier adjetivo que se aproxime a su esencia hará volar nuestra imaginación. Su visita es un viaje al pasado en busca de un espacio natural primigenio. Entrar en el Teixadal de Casaio es como acceder a un recinto catedralicio de la naturaleza.

“En este templo al aire libre, donde resulta absurdo encerrar a los dioses, quizá los druidas celtas oficiaron sus celebraciones”

Entre las ramas se filtra la luz a modo de vidriera. Los troncos son los pilares que sujetan las bóvedas que forman las copas de los árboles. En este templo al aire libre, donde resulta absurdo encerrar a los dioses, quizá los druidas celtas oficiaron sus celebraciones.

Existen varias alternativas para conocerlo, aunque es necesario advertir de que el acceso a este ancestral y único bosque no es sencillo, ni mucho menos apto para todos los públicos. Se recomienda que, si no sois expertos en montañismo, en interpretación de mapas y orientación, contactéis con un guía de naturaleza conocedor del territorio que os acompañe durante el trayecto.

Perfil: Sólo recomendada acompañado de guía

Punto de inicio: Verea da Surbia - A Cabrita (Carballeda de Valdeorras)

Tipo de ruta: Lineal

Kilómetros: 9,5 (ida y vuelta)          

Tiempo estimado: 5 h.         

Dificultad en progresión: Alta       

Dificultad en orientación: Alta

Descubre más aquí