Armenia, pequeño país del Caucaso

Foto: Wolfgang Kaehler

Los armenios lo repiten constantemente, y con orgullo: fueron los primeros del planeta en adoptar el cristianismo como religión oficial. El cristianismo es la columna vertebral de la cultura de Armenia. El eje de su identidad. Nada sorprendente, por tanto, si visitar Armenia es sumergirse en sus monumentos religiosos. Recorrer, esparcidos en medio de unas montañas grandiosas, sus solitarios monasterios: los de la Iglesia Apostólica Armenia, que se define a sí misma, también, como la iglesia nacional más antigua del mundo. Tras la época soviética y diversos conflictos bélicos, en Armenia ahora prima la hospitalidad. En el Este aún quedan secretos por descubrir.