10 playas secretas para desconectar este verano (dos, en España)

A veces es complicado huir del ruido y el gentío veraniego. Por suerte, existen sitios como estos para alejarse de todo y recargar pilas. 

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: LUNAMARINA / ISTOCK

Con la intención de llenar tu verano de paz, y desconexión no encontramos mejor forma de hacerlo que olvidándonos durante unos días del mundo y los agobios cotidiano. No encontramos mejor forma de hacerlo que disfrutando de alguna de nuestras espectaculares, impresionantes y bellas playas, que aguardan a los bañistas para su primer chapuzón del año. Recorremos algunas de nuestras favoritas de la mano de Civitatis, en un lista que incluye las mejores playas y calas.

1. Praia das Rodas, Galicia

Esta joya de las Islas Cíes tenía que aparecer entre las diez mejores playas europeas si lo que se busca es huir de las aglomeraciones típicas. Y es que, sin duda, la Praia das Rodas es la mejor de estas islas vírgenes, ubicadas frente a la península pero con un paisaje totalmente único: arena blanca, lagunas y arrecifes con vistas al atlántico en los que cualquier viajero se olvidará del resto del mundo.

Praia de Rodas, Islas Cíes, Galicia  | TONO BALAGUER / ISTOCK

2. San Giovanni di Sinis, Cerdeña

Es cierto que todas las playas del norte de Cerdeña son espectaculares. Pero también es verdad que suelen llenarse de turistas, sobre todo durante los meses de calor. 

Vista aerea de San Giovanni di Sinis, Sardidia, Cerdeña  | Jan Zabrodsky / ISTOCK

Si uno quiere disfrutar de ellas sin renunciar a la tranquilidad, debería echar la vista hacia la costa oeste de la isla, donde la península de Sinis, a media hora de Oristano, ofrece una de las mejores playas de toda Europa, plagada de dunas y aguas cristalinas junto a la ciudadela en ruinas de Tharros.

3. Guéthary, Francia

Para aquellos viajeros amantes del surf, esta playa ubicada en la región de Nueva Aquitania se convertirá en uno de sus destinos favoritos gracias al juego que ofrece para practicar este deporte. 

atardecer en Guethary, Francia | unaihuiziphotography / ISTOCK

Aunque cada día son más los que buscan las aguas de esta pequeña comuna francesa, la tranquilidad sigue siendo uno de los puntos fuertes de este lugar que antaño fue un puerto especializado en pesca de ballenas y del que hoy encontramos millones de fotos con sus impresionantes atardeceres.

 4. Psili Ammos, Patmos

Esta playa viene con historia, y de las grandes. Cuentan que allí, en la isla sagrada del Dodecaneso, San Juan escribió el libro del Apocalípsis escondido en una cueva. Sus aguas poco profundas permiten bañarse sin ningún miedo y ofrecen un paisaje espectacular que finaliza, en el otro extremo, con una zona nudista.

Isla de Patmos, Grecia  | NAPA74 / ISTOCK

Sin duda, una de las más tranquilas de la lista, en la que olvidarse de todo mientras se toma el sol resultará demasiado sencillo. 

5. Plage de Saleccia, Córcega 

La increíble playa de Saleccia es uno de los rincones más inaccesibles de Córcega para los turistas. Esto se debe a que queda separada del mundo por culpa del desierto de Agriates, situado al noroeste de Córcega.

Saleccia, Córcega | ODrachenko / ISTOCK

Si se logra superar esa barrera natural, lo que espera al otro lado es un verdadero espectáculo: 1,5 kilómetros de arena blanca y aguas de color turquesa que dejarán a  cualquiera con la boca abierta.

6. Alacati, Turquía

Otra playa de las que han hecho historia en el mundo del surf y el kitesurf gracias no sólo a sus olas sino a la tranquilidad que ofrece a los amantes de este deporte (y otros similares).

Alacati, Turquía  | nejdetduzen / ISTOCK

Situada en la provincia de Izmir, sus impresionantes vistas del mar Egeo se mezclan con la célebre arquitectura de sus casas viñedos e incluso molinos de viento con mucha historia (casi 200 años). Eso sí: Alacati resultará tan interesante a los surfistas como a quien quiera simplemente descansar en un rincón mágico de Turquía.

7. Dhërmi, Vlora

Este lugar es tan increíble que resulta imposible mantenerlo “en secreto”. Pronto se convertirá en un destino principal para los turistas, pero de momento aguanta el tipo con estoicismo, manteniendo su tranquilidad característica. 

Dhermi Beach, Vlore, Albania | Zdeněk Matyáš / ISTOCK

Quizá lo que ha impedido un poco la masificación sea la dificultad de llegar hasta allí, cruzando un paso a 1.200 metros de altura. Eso sí: el paisaje, rodeado de montañas, búnkeres de la época soviética (menudo contraste) y las mejores playas de Albania… harán feliz a cualquier viajero en busca de paz.

8. Praia da Ilha de Tavira, Algarve

Es cierto que el Algarve acumula millones de visitas cada año, y más en la época estival, pero es posible encontrar rincones apartados en los que desconectar sin necesidad de pelear por un hueco en la arena. 

anclas en Playa de Tavira, Portugal  | Joaquin Ossorio-Castillo / ISTOCK

Si el viajero se dirige más hacia el este, hallará ese remanso de paz. Un buen ejemplo de ello es la Praia de Ilha, una bonita isla que descansa frente a la costa de Tavira. Sus aguas casi inmóviles bañando su larga costa la convierten en un destino perfecto para escapar de todo. 

9. Perpitch Beach

Al suroeste de la costa de Inglaterra se encuentra el archipiélago subtropical de las islas Sorlingas, un lugar increíble cuando lo que se busca es una playa en la que descansar. 

Hay tantas que resulta complicado elegir. Pero quizá, siendo objetivos, la más destacable sea Perpitch Beach, en la isla de St. Martin`s. Lo más sencillo para llegar a ella es tomar un barco desde St. Mary`s, la isla principal, y pasar un día completo hasta que salga el bote de vuelta. 

Apunta para este verano: 10 playas (todavía) vírgenes en España

10. Cala Macarella, Menorca

Y la lista se cierra con una de las calas más impresionantes del mundo: Cala Macarella. 

 Cala Macarella, Menorca | Ramonespelt / ISTOCK

Todo viajero sabe que Menorca esconde miles de rincones en los que olvidarse del mundo. Son tantos que merece una lista para ella sola. Pero este, entre todos, parece el más adecuado para descansar entre acantilados y pinos. Si en foto te gusta, en persona te vas a quedar sin palabras.