Las mascotas también vuelan en business

La línea aérea de vuelos VIP Vistajet, acaba de anunciar un servicio premium para mascotas en sus vuelos. Algo así como que las mascotas, a partir de ahora también volarán en business y disfrutarán de sofisticadas atenciones premium a bordo de los aviones.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Vista Jet

El programa se llama VistaPet y es, al parecer, el más completo diseñado para mascotas que hay en los vuelos comerciales. Ha sido diseñado en colaboración con veterinarios, criadores de mascotas, dietistas de animales y coaches para diseñar una lujosa experiencia de viaje también para ellos.

GEORGE BAXTER

Para empezar y para solucionar el miedo que causa volar a algunas mascotas, VistaJet incluye cursos para "aprender a volar" destinados a las mascotas (y como no, también a los dueños). que pueden hacerse hasta dos semanas con anterioridad a la salida del vuelo. En estos cursos pre-vuelo, impartidos por The Dog House, se entrena tanto a los perros como a los dueños a mantenerse tranquilos y relajados durante el vuelo (incluyen simulaciones de ruidos de motor, simulaciones de cambios de presión y turbulencias, olor a queroseno etc).

Toda la tripulación de VistaJet estará además formada sobre legislación de animales a bordo, vacunas, microchips, certificados y permisos que necesitan las mascotas para viajar.

GEORGE BAXTER

La comida para las mascotas es por supuesto orgánica y de los mejores fabricantes, las esterillas para que los perros o gatos descansen están realizadas a mano; también disponen de un kit de cuidados y aseos para viajar que incluye, champús especiales y otras ammenities como juguetes de pelo y realizados con cuerdas. Los dueños dispondrán incluso de esencias relajantes a base de flores para echar en el agua de beber de sus mascotas y favorecer así su relajación.

GEORGE BAXTER

Según la compañía alrededor 30 millones de personas viajan cada año con sus perros y solo el 75% de los propietarios dicen confiar en las líneas aéreas a la hora de cuidar de sus mascotas. Obviamente este servicio se paga, ya que no es lo mismo llevar a tu gato en la bodega del avión que suministrarle toda una experiencia de lujo.