Grandes hoteles de película

Muchos hoteles se han convertido en protagonistas esenciales de míticas películas, desde el terrorífico Motel Bates de "Psicosis" hasta el clásico Gran Hotel des Bains de "Muerte en Venecia".

Francisco Cortijo

Muchos famosos hoteles también hubieran merecido un Oscar de Hollywood. Grandes películas de la historia del cine han convertido a algunos hoteles, ficticios y reales, en estrellas del celuloide. Desde el Bates Motel de Psicosis hasta el desasosegante Overlook Hotel de El Resplandor , de Stanley Kubrick, pasando por el inolvidable Grand Hotel de Greta Garbo a principios de los 30, el singular Hotel de los Líos de los Hermanos Marx, el vanguardista Million Dollar Hotel del alemán Win Wenders, la futurista Blade Runner , la recientemente premiada Hotel Rwanda o el majestuoso Lake Palace de Udaipur, en la India, donde se rodó la vibrante Octopussy de James Bond. Sin olvidar el Cairo Hotel de aires sevillanos de Lawrence de Arabia , el Ambassador Hotel de Pretty Woman y El Aviador , o el elegante Gran Hotel de Bains de Muerte en Venecia , de Visconti.

Habitaciones y suites, salones, bares, vestíbulos, jardines y pasillos de estos hoteles han sido testigos directos de algunos de los más brillantes diálogos y escenas del mundo del cine.

Suites legendarias
Hay películas que han conseguido hacer famosos a los hoteles donde se rodaron parte de sus escenas. Un ejemplo es la sencilla Pensión Bertolini, en Florencia, donde James Ivory filmó pasajes de su recordada Una habitación con vistas , en 1986. Hoy en día dicha pensión se ha convertido en el lujoso Hotel Degli Orafi, en Lungarno degli Archibusieri, 4. Lo mismo le sucedió al Hotel La Ma mounia, en Marrakech (Marruecos), que cautivó a los responsables de la película El hombre que sabía demasiado , que dirigió Alfred Hitchcock con Doris Day y James Stewart. Hoy sigue abierto como un objeto de culto para la legión de fans del cineasta británico.

Paradigma del cine de hoteles es una de las películas más emblemáticas de Hollywood, ganadora del Oscar en 1932: Grand Hotel , un drama ambientado en un alojamiento berlinés cuya protagonista principal era Greta Garbo junto con John Barrymore y Joan Crawford. La película, que costó 700.000 dólares de la época, estaba basada en una obra de Vicki Baumm, joven escritora que trabajó como camarera en dos lujosos hoteles y que describe con sencillez la vida y peripecias de un hotel y las relaciones entre sus clientes y empleados.

Escenarios de ficción
Muchos filmes a lo largo de la historia han llevado la palabra " hotel " a la cabecera de sus títulos: El Hotel de los Líos de los hermanos Marx, Hotel Splendide , de Terence Gross; Hotel New Hampshire , de Tony Richardson; Hollywood Hotel, de Busby Berkeley; Hotel Paradiso, con Gina Lollobrigida y Alec Guinness; Hotel du Nord , de Marcel Carné; Hotel Sáhara , de Yvonne de Carlo y Peter Ustinov; París, Palace Hotel , con Charles Boyer, o la película Hotel, de Richard Quine, que daría lugar años más tarde a una popular serie de televisión.

También en España, algunos directores han rescatado la palabra " hotel " para sus filmes, desde uno de los primeros experimentos cinematográficos rodados en España, en 1908, de la mano del aragonés Segundo de Chomón - El Hotel eléctrico -, hasta el más reciente Hotel Danubio , de Antonio Giménez Rico. Curiosamente, el primer cinematógrafo que hubo en Madrid, en 1896, a través de un concesionario de Lumière, estuvo instalado en los bajos del desaparecido Hotel de Rusia, en la Carrera de San Jerónimo.

No siempre los hoteles que aparecen en las superproducciones de cine son ficticios. La mítica película de gánsters Cayo Largo , dirigida por John Houston (1948), con Humphrey Bogart, Edward G. Robinson -en el papel del malvado Johnny Rocco - y Lauren Bacall, se rodó en el Largo Hotel de la Costa de Florida.

Otro de los hoteles más legendarios de la historia del cine es el Gran Hotel des Bains, en Venecia, que el director italiano Visconti eligió como escenario principal de Muerte en Venecia , basada en la obra de Thomas Mann. En dicha película, Dirk Bogarde y Silvana Mangano interpretaron, en la Gran Avenida de Santa María Elizabetta, algunas escenas cumbres del cine de autor europeo. En este mítico hotel, que actualmente permanece abierto salvo en los meses de invierno, también se rodaron varias escenas de otra exitosa película, El Paciente Inglés.

Otro establecimiento de alta carga simbólica es el Watergate Hotel, de Washington, donde el siempre vigoroso Clint Eastwood realizó en 1997 parte del rodaje de su película Poder absoluto , con Gene Hackman en el papel de un violento presidente de los Estados Unidos y Ed Harris en el de un astuto policía.

Terror y suspense
Una empresa especializada en reservas de hoteles por Internet, hotels.com, recopilaba recientemente alguno de estos famosos hoteles del mundo del cine destacando que los más recordados han sido siempre los protagonistas de películas de terror o suspense. Entre las más recordadas por los cinéfilos, el Bates Motel de Psicosis, de Alfred Hitchcock, y el Overlook Hotel de El Resplandor , de Stanley Kubrick, con el colosal Jack Nicholson. Esta última está basada en una novela de Stephen King.

La película, un gran éxito de taquilla tras el fracaso comercial de Kubrick con Barry Lyndon , cuenta la historia de un escritor frustado, Jack Torrance , que acepta el empleo de vigilante en el Overlook, un solitario establecimiento de las Montañas Rocosas, en Colorado, que sólo abre los meses de verano y que convierte a Jack Nicholson durante la película en un compulsivo asesino que intenta acabar con su mujer, Wendy , y su hijo, Danny . Pocos escenarios de la historia del cine, incluso con el engaño de los trucos de montaje y los costosos efectos especiales actuales, han logrado transmitir tanto miedo al espectador como los solitarios pasillos y las habitaciones del Overlook Hotel de las Montañas Rocosas.

Un hotel que aparece también en la memoria cinematográfica del terror es el Bates Motel, regentado por un joven Anthony Perkins y su madre, al que llegará una bella oficinista de Phoenix (Janet Leigh) que trata de huir, con un suculento botín de 40.000 dólares, de su complicada vida sentimental. Con este argumento, Alfred Hitchcock construye uno de los más sólidos filmes de terror de la historia del cine. Rodada en 1960, el imaginario Bates Motel, y con él la escena de la ducha de una inocente Janet Leigh, ha pasado a la historia del celuloide.

Historia de mafiosos
Otras películas de suspense y terror también han contado con lujosos hoteles como escenario privilegiado. Es es el caso de Entrevista con el vampiro , película del director británico Neil Jordan rodada en 1994 con Tom Cruise, Brad Pitt y Antonio Banderas en el San Martins Hotel de San Francisco, en Taylor Street. Dicha película también incluyó escenas rodadas en el Hotel París Ópera, en la Plaza de la Ópera de la capital francesa.

Lejos del terror y cerca de la ciencia ficción, la mítica Blade Runner , dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Harrison Ford en 1982, incluye alguna de sus trepidantes escenas en el Hotel Bonaventure de Los Ángeles, donde son famosas sus torres cilíndricas. Mientras, una gran casa del East Village de Nueva York sirvió como improvisado hotel para Robert de Niro y una jovencísima Jodie Foster en la legendaria Taxi Driver , que el director estadounidense Martin Scorsese rodó en 1976.

Otros hoteles que pasaran a la historia del cine serán el St. Regis de Nueva York, cercano a la Quinta Avenida, donde se hospedaron los actores de El Padrino en su primera entrega, con Al Pacino a la cabeza. Parte de esta película se rodó en el Edison Hotel de Nueva York, famoso por sus espejos circulares en los pasillos que también cautivaron a Woody Allen en Balas sobre Broadway .

Otro alojamiento de grandes recuerdos para el cine más comercial y taquillero ha sido el Ambassador, donde se rodaron muchas escenas de Pretty Woman , con Julia Roberts y Richard Gere, en 1990. Otras escenas se rodaron en un pequeño establecimiento, no tan suntuoso como el Ambassador, el Las Palmas Hotel de Los Ángeles. Años después, Martin Scorsese escogió también las habitaciones del Ambassador para rodar escenas de su película El Aviador , con Leonardo di Caprio en el papel del excéntrico magnate y productor Howard Hughes. Otra película muy taquillera que contó con un hotel como escenario fue Ocean''s Eleven , dirigida por Steven Solderberg en el Casino Bellagio, de Las Vegas.

Lujo asiático
Algunas grandes producciones cinematográficas que han tenido como protagonistas a establecimientos ficticios también han llegado a España. Entre las más notables destaca Lawrence de Arabia , protagonizada por Peter O''Toole, que convirtió una casa palacio de estilo semicircular del centro de Sevilla, construida en 1929, en el Cairo Hotel, donde se desarrolla parte de la película.

Una de las grandes sagas de la historia del cine, James Bond , también tiene su propia iconografía en el mundo de los hoteles. El más llamativo, por la espectacularidad de su construcción y su idílica situación, es el Lake Palace de Udaipur, en la India, donde se rodó Octopussy , una de las entregas más taquilleras de la saga del agente 007. Hoy el hotel está abierto al público, aunque en los últimos años la fuerte sequía ha rebajado mucho el nivel de las aguas del Lago Pichola, donde está situado.