Descenso Folklórico del Nalón: la Asturias más divertida

Esta festividad asturiana es una de las más divertidas de todo el país.

Ignacio Romo
 | 
Foto: Clubrural.com

El Descenso Folklórico del Nalón constituye una de las festividades más visitadas de Asturias. Se realiza en la localidad de Pola de Laviana y consiste en un desfile acuático, de tono humorístico y lúdico, que se desarrolla a lo largo del río Nalón. Este año se cumplen 51 años de su nacimiento y se celebrará durante el próximo 18 de agosto.

La fiesta, que está considerada Fiesta de Interés Turístico Regional, se organiza en torno a las peñas, que cada año son las encargadas de imaginar y construir las carrozas/embarcaciones que posteriormente surcarán las aguas del río. Las pequeñas y caseras naves se adornan con motivos llamativos y divertidos, siempre buscando la originalidad y la vistosidad. Además, los miembros de las peñas deben disfrazarse de forma acorde a su embarcación.

Pero antes de llegar al río, las carrozas se pasean primero por las calles de la localidad hasta llegar al Puente d’Arcu, que es cuando éstas pasan a funcionar como embarcaciones y van adentrándose en el Nalón para comenzar el recorrido fluvial.

Clubrural.com

El descenso es, sin duda, el momento más divertido y esperado de la jornada. Miles de personas se concentran en ambas orillas del río para animar y jalear a los participantes, que a base de humor y trabajo en equipo deben ir sorteando las dificultades que el cauce del Nalón les va presentando. El recorrido finaliza en el Prau de la Chalana, una explanada donde la multitud se encarga de aguardar la llegada de las embarcaciones acompañados de comida, premios y más fiesta.

Las peñas y sus carrozas compiten, como no podía ser de otra forma, por obtener un codiciado trofeo: ‘La Sopera’. Para lograrlo, los jueces valoran distintos aspectos como la temática (asturiana o no), la calidad de la embarcación (tanto durante el desfile como una vez finalizado el descenso) y el nivel de los disfraces empleados por los participantes, que deben estar en relación con el decorado de los navíos. Asimismo, también se entrega ‘La Soperina’, un premio para los más pequeños.

Una tradición que viene de lejos

La primera vez que se celebró El Descenso Folklórico del Nalón fue en 1967. Desde entonces, ya van 50 ediciones celebradas, siendo la 51ª la que se desarrollará este agosto de 2018. Con el paso de las ediciones el evento ha ido creciendo en afluencia y afianzándose a su vez como una de las festividades más importantes del Principado de Asturias.

Cada año el tiempo empleado en la elaboración de las embarcaciones es mayor, consiguiendo de esta manera unas carrozas más profesionales y resistentes. Así, poco a poco va afianzándose entre los vecinos una fiesta que, al mismo tiempo, atrae numerosos visitantes que buscan pasar un día entretenido en la localidad.

Además, este verano la web clubrural.com realizó una encuesta para comprobar cuál era la mejor fiesta rural del país.  La del Descenso Folklórico del Nalón, con un 27% de los votos, quedó en primer lugar.  Tras ella se situaron Cascamorras (Guadix y Baza, Granada) y Ademuz (Valencia).