Cómo hacer el Camino de Santiago con los niños

La ruta que atrae a millones de peregrinos también es posible con los más pequeños. He aquí algunas consideraciones a tener en cuenta

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Train_Arrival / ISTOCK

Sólo quienes se han aventurado a vivirla saben que es una experiencia única y enriquecedora. Este itinerario mágico que atraviesa el norte de la península por rincones cargados de riqueza histórica y paisajística atrae cada año a millones de peregrinos llegados de todos los rincones del mundo. Hay quienes caminan solos, hay quienes lo hacen en grupos de amigos y hay quienes prefieren emprender la ruta acompañados de su familia. Porque también los niños tienen cabida en este viaje.

Existen muchos factores a tener en cuenta para hacer el Camino de Santiago con los más pequeños de la casa. Y aunque muchos lo hacen por libre, también existen empresas que ayudan a su realización contemplando estas consideraciones. Santiago Ways por ejemplo, organiza y planifica distintas rutas en función de las necesidades físicas y del tiempo de cada peregrino. Joseba Menoyo, su director y cofundador, nos lanza algunos consejos para esta gratificante aventura con niños. Y es que, según sus palabras: "Hacer el Camino con los hijos es una experiencia llena de valores y sentimientos que quedarán grabados para siempre".

Train_Arrival / ISTOCK

Edad de los pequeños

Siete años sería la edad mínima recomendada para realizar el Camino de Santiago. Entre los peregrinos más pequeños, la horquilla más habitual está entre esta cifra y los 13 años. Lo recomendable es que los pequeños encuentren la compañía de otros niños y niñas para entretenerse y jugar mientras se hace el recorrido.

Alojamiento indicado

Para una experiencia en familia se aconseja que el Camino sea planificado, organizado y previsto con antelación. Si bien los adultos solos suelen pernoctar en alojamientos cuya reserva se va haciendo en orden de llegada, con niños hay que minimizar el riesgo de inconvenientes e imprevistos. En Santiago Ways recomiendan las casas rurales como mejor opción, ya que por opiniones de los peregrinos, es la fórmula que más gusta.

Las etapas

La media ideal para realizar el Camino de Santiago en familia es de 8 días, lo que se traduce en aproximadamente unos 100 Km. Esto significa que el trazado de cada etapa podría ser de entre 15 km y 20 km por jornada. En cuanto a los niños, la carga ha de ser lo más ligera posible para evitar cansarles. Así mismo, se recomienda cuidar al máximo detalles como su calzado, que debería tratarse de botas altas de travesía para que no haya riesgos de lesión por un esguince de tobillo. Tampoco se debe olvidar aplicarles crema solar, especialmente durante el verano, y calzarles una gorra o sombrero para evitar insolaciones.  No deben faltar las cantimploras con agua. Lo ideal, como mínimo, es llevar 2 litros por persona, aunque generalmente durante las etapas se podrán encontrar lugares donde poder rellenarlas.

percds / ISTOCK

Las mejores rutas

El Camino Portugués y el Camino Francés son las rutas más recomendadas para hacer con la familia debido al poco desnivel de sus últimos kilómetros antes de llegar a Santiago. Además, se trata de dos de los itinerarios que pueden hacerse más amenos para los más pequeños.

Presupusto y animación

Según Joseba Menoyo, una familia con dos hijos gasta de media unos 700 euros en realizar el Camino de Santiago en 8 días. Una opción interesante, por ejemplo, es contratar guías o animadores que permitan conocer en profundidad cada una de las etapas para que los más pequeños (y también los adultos) aprendan sobre la historia, fauna y flora de los sitios que se visita.