La versión más canalla de Sergi Arola regresa a Madrid

Y lo hace como asesor gastronómico de V Club feat. Arola, ubicado en uno de los espacios de moda de la capital: la sala V de Vegas. A esta nueva aventura vuelve acompañado de sus míticas creaciones y de recetas inéditas para encender el paladar de los más exquisitos y sorprender a los aficionados al finger food.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Marcu Ovidiu

Tras dos años de espera, el chef Sergi Arola aterriza de nuevo en Madrid. En esta ocasión lo hace en el espacio V Club feat. Arola, ubicado dentro de la sala V de Vegas, en la calle Caunedo, 4, que acoge su cocina prêt à porter tanto en carta como en varios menús ideales para picar y sugerencias que no dejarán indiferente. Con la idea de recuperar el espíritu del ‘97, cuando abrió el primer La Broche para dar de comer de forma divertida, con entrantes informales y segundos más ‘serios’, el chef catalán se suma a este nuevo proyecto con su faceta más gamberra. 

maximiliano polles

La puesta en marcha tiene como pintoresco escenario la sala V de Vegas, donde la noche de la capital recobra un nuevo color y sabor gracias a la recién llegada cocina de Arola. De jueves a sábado, este espacio cuenta con actuaciones de estilo circense y vodevil, como el llamativo espectáculo The Greatest Showman, con una increíble decoración que sumerge al público de lleno en un casino al más puro estilo Las Vegas.

Marcu Ovidiu

En el proyecto gastronómico V Club feat. Arola no fallan algunos de lo inconfundibles platos del chef: las famosas Bravas de Arola, su Bomba Barceloneta, el Bocata de Calamares con pan de tinta o sus Alitas fritas con salsa kimchi y cebolleta tierna, y otros entrantes como su Ensaladilla rusa ‘a bocados’. Imprescindible saborear sus Albóndigas guisadas con chimichurri y fondue de queso Treviso.

Marcu Ovidiu

En la carta ideada por el chef catalán hay opciones para todo tipo de comensales: desde las más sibaritas, como el Chateaubriand ‘V de Vegas’, el Entrecot de vacuno o el Steak Tartar marinado en soja, wasabi y aceite de jengibre, hasta las más modernas para quienes prefieran practicar el finger food con sus Mini burgers de vacuno, foie, queso y jugo reducido. Y para terminar con algo dulce, Sergi ha pensado en unas Natillas con terciopelo de galleta y helado de mandarina, imaginación y vanguardia para poner la guinda a la velada. 

Marcu Ovidiu

En definitiva, un lugar en el que el sabor y la diversión están aseguradas y en el que además hay que brindar por la vuelta de Arola a la capital.