Las cafeterías más acogedoras de España donde tomarse un buen café... o un buen chocolate

Muchas de ellas trabajan con café de especialidad, un café de comercio justo, de alta calidad y tostado artesanalmente. Otras mantienen los mismos estándares pero con el chocolate. Dos sabores, dos olores y dos bebidas de lo más apetecibles este invierno

María Escribano
 | 
Foto: Madness Specialty Coffee

Reunimos estas cinco cafeterías distribuidas por España con dos cosas en común: sirven un café o un chocolate excelente y son todas Soletes de la Guía Repsol, categoría que reúne a esos lugares que “despiertan una sonrisa, seducen por su cercanía, por su propuesta apetecible y el buen ambiente”.

1. PUCHERO

Interior de Puchero.  | Ricardo Suárez

Hornillos de Eresma es un pequeño pueblo de poco más de 100 habitantes a 35 kilómetros de Valladolid. Situado junto al río Eresma, está rodeado de pinares y cuenta con una de las fincas de tostado de café más especiales de España.

Tostando café en Puchero.  | Ricardo Suárez

Se trata de Puchero, un tostadero fundado por Paloma y Marco, dos empresarios decididos a hacer uno de los mejores cafés de especialidad (café de comercio justo, de origen conocido, que se caracteriza por unas semillas verdes sin defectos, de la más alta calidad y con un grano cosechado en su máxima madurez y tostado artesanalmente en pequeñas cantidades para mantener un estándar de calidad lo más elevado posible).

El local de Puchero.  | El Carrusel

En Puchero seleccionan granos y semillas de los lugares más recónditos del planeta y los tuestan de manera independiente, ya que cada uno requiere un tueste especial. Y te garantizan que el café que recibes tiene alrededor de 5-10 días desde la fecha de tueste.

Desde 1,5 euros se puede degustar uno de sus cafés en la Cafetería y proponen acompañarlo, por ejemplo, con cookies, bizcochos o tostadas de queso stracciatella.

El café de Puchero.  | Cristina R. Vecino

Pero además de café, en Puchero también tuestan semillas de cacao y elaboran con ellas tabletas de chocolate artesano que se puede comprar en su tienda online o probar en su mesa de cata y en su cafetería.

Interior de Puchero.  | Ricardo Suárez

2. MOKA NATURAL COFFEE

En una de las arterias principales de la ciudad de Cuenca, la calle de los Hermanos Becerril, se encuentra Moka Natural Coffee, uno de los establecimientos que ofrece uno de los mejores cafés de la ciudad, según la Guía Repsol.

En Moka también trabajan con cafés de especialidad, tostados artesanalmente, y proponen acompañarlos con bollería, tartas, gofres o molletes y sándwiches, para los que prefieran un toque salado. “En Moka seleccionamos el mejor café de especialidad para que te resulte sencillo diferenciarlo del café comercial”, explican.

3. IL TAVOLO VERDE

Cafetería Il Tavolo Verde.  | Il Tavolo Verde

“Una cafetería acogedora que aboga por la sostenibilidad, la belleza y el arte. Productos orgánicos, muchos de huerta propia, buen café, y artículos de decoración y antigüedades”. Así describe la Guía Repsol a Il Tavolo Verde, la cafetería situada en la calle Villalar, 6, Madrid, que cuenta ya con ocho años a sus espaldas.

Fachada de Il Tavolo Verde.  | Il Tavolo Verde

Además de poder adquirir muebles antiguos de los rincones más remotos de Europa, en Il Tavolo Verde se puede degustar uno de los mejores cafés de la capital. Entre las propuestas para acompañar a su café orgánico hay dulces caseros diversos, entre los que destacan los bundt (tartas horneadas en los famosos moldes Bundt), pero también quiches de puerros y mozarella y otros productos orgánicos, disponibles según temporada. “Nuestros menús no son fijos, son en base a la disponibilidad del producto”, explican desde Il Tavolo Verde.

Te dará pena beberte estos increíbles cafés en 3D

4. MADNESS SPECIALTY COFFEE

Madness Specialty Coffee. | Madness Specialty Coffee

En Madness Specialty Coffee todo está relacionado con el café: desde su logotipo (que simula la trayectoria que el café realiza a través del sistema de una cafetera) hasta el área especial de tueste, The Roastery, integrada en sus propios locales (situados en Alicante, Benidorm y Los Alcázares).

Tostador de café.  | Madness Specialty Coffee

Como otras cafeterías presentes en este reportaje, en Madness ofrecen café de especialidad (de ahí el Specialty Coffee de su nombre): sembrado y recolectado por el caficultor en su país de origen, tostado en el tostador de Madness y elaborado finalmente por sus baristas. Fresh-fresh concept es el concepto que siguen: café de temporada, recién tostado y servido directamente en taza.

Café de Madness.  | Madness Specialty Coffee

Y además de todo lo que se puede aprender sobre café en el propio local, Madness ofrece una completa guía de elaboración en su web para preparar el café comprado en su tienda en casa dependiendo del tipo de cafetera que cada uno tenga en su hogar. También organizan talleres de cata.

Fachada de Madness Specialty Coffee. | Madness Specialty Coffee

5. CASA CACAO

Una de las creaciones del local. | Casa Cacao

Detrás de Casa Cacao están los hermanos Roca, de ahí que la calidad esté asegurada. Su local, situado en la Plaça de Catalunya de Girona, está especializado en el cacao, pero también elaboran cafés e infusiones. Formado por una cafetería, Bar Cacao, un obrador, una tienda y un hotel, todos ellos están relacionados. Es decir, en el brunch que se sirve en La Terrassa del Hotel Boutique Casa Cacao,  se puede tomar uno de los chocolates realizados en el obrador.

Interior del local.  | Casa Cacao

En Casa Cacao trabajan con el cacao del mismo modo que con el café el resto de locales de este reportaje: seleccionan el grano (en este caso, la haba del cacao) de forma manual, lo tuestan en un horno de cara al público, para que todo el mundo pueda ver el proceso, lo trituran y descascarillan (esa cascarilla la reutilizan para fabricar un papel de cacao con el que envuelven las tabletas de chocolate que venden), reducen las partículas de cacao, las mezclan con azúcar y hacen un primer molido para conseguir una pasta espesa.

Ventana del local. | Casa Cacao

A continuación, se hace un refinado en molino para reducir aún más las partículas del chocolate. Tras el paso por otro molino más, que hace que el chocolate se vuelva más fino, se atempera para que se solidifique. Finalmente, dan forma a las tabletas de chocolate y se empaquetan.

El mapa del mundo que muestra lo que cuesta un café en cada país