Cinco destinos 'low-cost' para una escapada única por España

Cinco destinos cercanos (y baratos) que nos encantan por su belleza, por su historia o por su gastronomía.

Miriam González
 | 
Foto: Rabi Merizak / ISTOCK

Con la llegada del otoño hay que aprovechar los últimos rayos de sol, y para poder disfrutar de estos momentos no hay mejor plan que descubrir los destinos más bonitos de España y, además, a un precio ideal. Valles espectaculares con los bosques más bonitos y preciosos pueblos desconocidos que te sacarán de la rutina y de las grandes aglomeraciones. Recorremos cinco destinos para los que no hace falta rascarse mucho el bolsillo... pero que son una excelente idea para un fin de semana otoñal.

1. La Sierra de las Nieves, Málaga

Esta sierra es considerada uno de los lugares más bonitos de Málaga, con cumbres que casi alcanzan los 2.000 metros de altitud y, como su propio nombre indica, sus picos más altos se cubren cada año con nieve que, antiguamente, se acumulaba en neveros. Además, un dato curioso es que este lugar es el último en ser nombrado Parque Nacional de España.

Nevada en el Parque Nacional de la Sierra de las Nieves
Nevada en el Parque Nacional de la Sierra de las Nieves | Jesnofer / ISTOCK

Para conocer este lugar hay múltiples rutas de senderismo que te llevarán hasta algunas de sus joyas naturales, como la impresionante Cueva del Agua o el Peñón de los Enamorados. Pero no todo es andar, también podremos tomarnos un buen descanso en pueblos tan bonitos como El Burgo y la conocida Ronda.

2. Tembleque, Toledo

Viajamos hasta la castilla profunda, donde los toledanos de Tembleque nos muestran con orgullo su pueblo y su preciosa Plaza Mayor declarada Bien de Interés Cultural en 1973. Con su estilo castellano, los corredores abiertos y la planta baja porticada sujetada por columnas de granito, es uno de los lugares más espectaculares del lugar.

Una de las puertas de entrada a la Plaza Mayor de Tembleque
Una de las puertas de entrada a la Plaza Mayor de Tembleque | curtoicurto / ISTOCK

La plaza ha tenido muchas funciones a lo largo de la historia, ha funcionado como mercado, además las fiestas y las corridas de toros también se realizaban en este enclave único de la campiña toledana. Además, el pueblo cuenta con los Molinos de Viento que inician la Ruta por los Molinos de la Mancha.

Belleza británica: los parajes más escénicos del Reino Unido

3. Calatañazor, Soria

Una pequeña villa en el corazón de Soria te da la bienvenida con sus escasos habitantes, pero con una impresionante historia detrás. Paseando por sus calles de dará la sensación de que retrocediste hasta la Edad Media, pero con las comodidades de nuestro siglo.

Una de las clásicas calles medievales que todavía se ven por Calatañazor
Una de las clásicas calles medievales que todavía se ven por Calatañazor | KarSol / ISTOCK

Algunas de sus casas siguen siendo de barro y paja sostenidas por vigas de madera, pero además las calles y los edificios más nuevos siguen conservando ese ambiente medieval. Este encantador pueblo se encuentra muy cerca de Soria capital y es el ejemplo de que la historia antigua sigue viva.

4. Valle del Baztán, Navarra

Baztán es la comarca más grande de Navarra, pegado a la frontera con Francia y situado muy cerca de los Pirineos, cuenta con un patrimonio cultural y gastronómico muy rico. El valle está dividido en dos partes por el río Bidasoa, clave en la zona no solo por su orografía sino también por los salomones y truchas que lo habitan, quienes son una parte muy importante de la dieta de la zona.

Vista aérea del pueblo de Amaiur-Maya, en el Valle de Baztán
Vista aérea del pueblo de Amaiur-Maya, en el Valle de Baztán | SilviaR / ISTOCK

Pero no solo son grandes extensiones de la naturaleza más bonita sino que también podremos tomarnos un descanso en alguno de los 15 pueblos que lo forman. Elizondo es la capital de la comarca, con algunas casas señoriales y palacetes que transforman sus calles en las más bonitas y ricas del lugar.

5. Hondarribia, País Vasco

Para terminar este viaje diferente nos desplazaremos hasta Hondarribia, un precioso pueblo del País Vasco repleto de bares y restaurantes donde poder elegir lo que más te gusta, como más te guste. Para hacer hambre visitaremos el Casco Viejo, muy bien conservado, rodeado por la única muralla medieval que queda en Guipuzcoa.

Hondarribia se sitúa muy cerca de San Sebastián
Hondarribia se sitúa muy cerca de San Sebastián | jon chica parada / ISTOCK

Para ponerle la guinda al pastel degustaremos algunos de los mejores restaurantes de cocina vasca, con pinchos y las comidas más tradicionales. Pero como esto es un viaje low-cost… encontraremos sitios aptos para todos los bolsillos,