Gijón, escenario de cine

A punto de celebrarse la 56 edición del Festival Internacional de Cine de Xixón, recorremos los lugares más cinematográficos de la ciudad, rincones y monumentos que atrajeron la atracción de los directores y se hicieron aún más célebres gracias a su éxito en la gran pantalla.

VIAJAR para Gijón/Xixón Tursimo
 | 
Foto: Gijón/Xixón Turismo

Gijón ha sido testigo de amores que se vuelven a encontrar, delirios de escritores sin escrúpulos, intrigas policíacas, amores adolescentes o dramas posapocalípticos. Han sido muchos los directores que han encontrado en esta ciudad el lugar perfecto para rodar sus películas y, gracias a ellos, algunos lugares emblemáticos han podido tener sus minutos de gloria en la historia del cine. Otros se han incorporado a las rutas turísticas hasta convertirse en visitas imprescindibles precisamente después de haber pasado por la gran pantalla.

Este otoño se rueda en Gijón y otras localizaciones de Asturias Si yo fuera rico, la nueva comedia de Álvaro Fernández Armero (director de Allí Abajo y Doctor Mateo), pero de todos los regalos que el cine ha hecho a Asturias, puede que el más emotivo haya sido la deliciosa y tierna Volver a Empezar (1982), que fue la primera película en conseguir un Oscar de Hollywood. Es imposible es ver sus 10 primeros minutos sin enamorarse de Gijón. Y es que el director José Luis Garci supo trazar con maestría un recorrido de postal por algunos de los rincones más bellos de la ciudad. Un paseo por algunas de las escenas de esa película nos obliga a hacer parada en lugares como el puerto histórico hoy convertido en puerto deportivo, la Iglesia de San Pedro, la Colegiata, o la Plaza de San Miguel, situada en uno de los vértices de la antigua muralla y rodeada por edificios de estilos tan diversos como el art-decó, el modernismo y el racionalismo. En el puente y el lavadero de Deva transcurre una de las escenas más tiernas de la película, junto a la que se rodó del Hotel Asturias, donde el gran actor Antonio Ferrandis se despide de Gijón en compañía de sus amigos de siempre.

Pero si se trata de retratar a Gijón en todo su esplendor, quizá los planos más impresionantes sean los que se recrean en la Playa de San Lorenzo, un lugar donde mar y arena parecen encantados de conocerse. Y que ha quedado inmortalizada en secuencias de Sesión continua, otra de las películas de Garci, y más recientemente en la serie La Zona, que narra un drama de supervivencia posapocalíptica tras un accidente nuclear. Pero es de nuevo Volver a empezar la que nos enseña al amanecer, al atardecer y entrada la noche, sabedora de que para absorber toda su belleza hay que tener paciencia y observarla mientras se transforma con el paso de las horas.

La playa de San Lorenzo ha sido escenario de series y películas. | Roberto Egea

La de San Lorenzo es, ha sido y será una playa llena de vida. Garci la convirtió en escenario de los juegos de pelota de un grupo de adolescentes. Hoy, los paseos por el Muro (que es el nombre que recibe el paseo marítimo) siguen siendo un clásico, aunque el fútbol y los peatones conviven con los Segways y las bicicletas, mientras al mar, el mismo Cantábrico de entonces, lo salpican de energía los surfistas y sus tablas.

Mortadelo y Filemón y Fuga de cerebros, otras de las películas rodadas en Gijón, nos sirven de excusa para acercarnos hasta Laboral, Ciudad de la Cultura. En la primera cinta, su hermoso patio se transformó en el palacio del malo de la película, mientras que en la segunda se convirtió en la prestigiosa Universidad de Oxford. Se trata de un edificio imponente (tres veces mayor que el Monasterio de El Escorial) una joya ubicada a tres kilómetros del centro urbano y cuyo patio corintio, así como la gran Plaza Central en la que este desemboca, dejarán boquiabierto a cualquiera que la visite.

El patio de la Laboral se convirtió en la Universidad de Oxford en la película Fuga de Cerebros. | Turismo Gijón/Xixón

A este recorrido hay que sumar estas dos propuestas imprescindibles para los amantes del cine:

Festival Internacional de Cine de Xixón. Celebra este mes de noviembre su edición número 56, consolidado como una de las más importantes citas cinematográficas de nuestro país. Ofrece al público apuestas artísticas que van más allá de lo convencional y reunie a algunos de los más prestigiosos profesionales del cine independiente a nivel mundial. Entre el 16 y el 24 de noviembre, la ciudad se vuelca en el cine: películas, coloquios, charlas, exposiciones, conciertos… Y, para terminar la gran gala de premios con la presencia de grandes estrellas del cine internacional.

Centro de Interpretación del Cine de Asturias. Alojado en la cuarta planta del Casino de Asturias, permite disfrutar de la magia del cine más allá de la pantalla. Organiza ciclos de cine, conferencias de profesionales relacionados con el mundo audiovisual o recitales de música. También dispone de otros servicios como una enciclopedia de cinematografía española, una zona de visionado individual y un área sonora con 300 piezas musicales de bandas sonoras relacionadas con el séptimo arte y la televisión, entre otros.

Para más información: www.gijon.info