El Cañón Matka, la joya por descubrir de Macedonia

Aunque parezca mentira no estamos en Tailandia, estamos en una joya que merece ser descubierta en Macedonia y que tiene unas cuantas peculiaridades... ¿La conocías?

Redacción Viajar
 | 
Foto: mbrand85 / ISTOCK

El cañón de Matka es el resultado de la erosión durante millones de años del caudal del río Treska, horadando la montaña hasta crear un profundo desfiladero hoy cubierto en parte por la presa más antigua de Macedonia.

Vista del cañón de Matka, en Macedonia. | IvanSpasic / ISTOCK

En Matka además del interés paisajístico se encuentra la Cueva de Vrelo, a la que solo se puede acceder con un paseo en bote por el lago y que figura como uno de los 77 sitios naturales del proyecto las “nuevas maravillas naturales del mundo”. Vrelo es solo una de las numerosas cuevas (otras interesantes son Krshtalna y Ubava) creadas gracias a la morfología karstica de la roca de la montaña.

Barcas surcando el Cañón de Matka, en Macedonia | Creative-Family / ISTOCK

La cercanía con Skopje donde se concentra la mayor parte de la población de Macedonia, así como con Kosovo, hace que el cañón de Matka sea un espacio natural muy turístico. Es habitual que las familias hagan una escapada para pasar el día de picnic disfrutando de la naturaleza sobrecogedora de uno de los lugares más bellos de Macedonia. Las paredes de Matka también son meta de escaladores de todo el mundo que llegan atraídos por las paredes verticales del desfiladero.

Postal de Skopje, la capital de Macedonia | spastonov / ISTOCK

El lago que hoy vemos es artificial, creado en 1938 después de la construcción de la presa hidroeléctrica que sirve de red de abastecimiento de agua a la región de Skopje. Fue una de las pocas construcciones que resistió el terrible terremoto de 1963 que asoló la zona de la capital macedonia

Conviene madrugar y acercarse a primera hora y a poder se entre semana ya que en ocasiones la saturación del cañón hace menos interesante la visita.

El Cañón de Matka desde otra perspectiva | Neil Bussey / ISTOCK

Monasterio de San Nicola Shishevski

La pequeña iglesia y el monasterio junto al embarcadero sobrevivieron a la construcción de la presa. Fueron construidos en 1389 por Andrea, segundo hijo del rey King Volkašin, con la anexión del nartex (pórtico) ya en siglo XVI. Los frescos siguen el mismo estilo medieval de otras iglesias ortodoxas macedonias, con expresiones de emociones muy vivas.

El Monasterio de San Nicola Shishevski, que podemos encontrarlo en los alrededores del cañón Matka | HomoCosmicos / ISTOCK

Cueva de Vrelo

Desde el monasterio se extiende un camino excavado en la roca que nos permite llevar a cabo una ruta de varias kilómetros hasta la altura de la cueva de Vrelo, pero no podremos entrar desde allí ya que la entrada está en la otra orilla, y la única forma de llegar es con las barcas.

Exterior de la Cueva de Vrelo, en Macedonia | MilanMaksovic / ISTOCK

La excursión en barca dura unos 15 minutos que sirven para apreciar las imponentes paredes verticales. Al llegar al embarcadero se accede por una plataforma a la entrada a la cueva. En el interior el juego de luces permite disfrutar de las curiosas formas creadas lentamente durante millones de años, y ver de cerca la colonia de murciélagos que viven en la cueva.

Interior de la Cueva de Vrelo, en Macedonia | Mario Krpan / ISTOCK

Vrelo es rica en estalactitas, y una particularidad es que existen dos lagos internos y la gran estalagmita en forma de cono preside la entrada la cueva de Vrelo. Además es la cueva submarina más profunda de los Balcanes, y la segunda más profunda de Europa. Los propios espeleólogos aún siguen tratando de medir la profundidad total.

Desde el restaurante en adelante hay varios senderos que son ideales para practicar senderismo por la garganta. Uno de los senderos conduce al Monasterio de San Nikola tiene vistas impresionantes del cañón.

¿Qué nos dices de Macedonia? Nosotros nos acabamos de enamorar...