Belfast en 72 horas

La capital de Irlanda del Norte posee una increíble historia pero también una gran personalidad. Exprimimos tres días para poder descubrirlo todo. 

Lucía Martín García
 | 
Foto: Mlenny / ISTOCK

Primer día en Belfast 

Hoy descubrimos la grandeza de Belfast, empezando por el barrio del Titanic hasta llegar a su mercado gastronómico del siglo XIX, sin olvidar los edificios con su rica arquitectura histórica.

El legado del Titanic

Belfast

Titanic, el trágico Barco de los Sueños, es un icono importante en la historia de Belfast, ya que se diseñó y construyó en la ciudad. El lugar donde se encuentra ha sido nombrado como la Principal atracción turística del mundo en los premios World Travel Awards. Su exterior contiene nueve galerías repartidas en seis pisos que reproducen la altura del Titanic, así como exposiciones interactivas, un cine submarino y una exposición sobre los astilleros.

Si te gustan los barcos y conocer su historia, una buena opción para completar esta experiencia es visitar el HMS Caroline, el último barco superviviente de la batalla de Jutland de la Primera Guerra Mundial. Este superviviente marítimo tiene camarotes que se han recreado como si la tripulación siguiera a bordo.

La gastronomía del lugar

St George's Market, fundado en los albores del siglo XIX, es un lugar animado que reúne a más de 150 comerciantes. Abierto de viernes a domingo todas las semanas, el mercado ofrece una selección de aceites y dulces artesanales, tés y cafés raros, así como antigüedades, ropa, joyas y arte, lo que lo convierte en un lugar repleto de sorpresas. Y también hay algo para los aficionados a la música, ¿sabíais que el St George's Market suele vibrar con la música en directo de bandas locales? 

Flavio Vallenari / ISTOCK

Si te has quedado con ganas de más, la ruta gastronómica de Belfast que empieza en St George's Market, visita pubs tradicionales y tiendas de primera categoría, todo esto mientras degustas comidas y bebidas locales por el camino.

El ayuntamiento, una icónica silueta del perfil urbano de Belfast, es la estructura con cúpula de cobre que domina su entorno con su estilo barroco y sus resplandecientes muros blancos. Las visitas son gratuitas y a los amantes de la historia les encantará. En la cercana Queen's Arcade se encuentra la Good Food & Wine Company, que se especializa en productos populares de Irlanda del Norte como los caramelos Yellowman y crujientes galletas de mantequilla.

Stephen Barnes / ISTOCK

Segundo día

A lo largo de esta jornada disfrutaremos de preciosos jardines del siglo XIX, antigüedades curiosas y perlas de la cultura local; los secretos no tan bien guardados de Belfast son sublimes...

Bellos jardines y lugares que rebosan cultura

Nada supera la belleza de un paseo matutino entre las flores. Completado en 1852, el Jardín Botánico del sur de Belfast es una obra maestra de la horticultura. Con algunas de las plantas más antiguas de la isla, es un placer explorar los jardines y el invernadero Palm House. Y no puedes finalizar tu visita a esta parte de la ciudad sin contemplar la arquitectura de ladrillo rojo y las magnolias de la Queen's University.

benkrut / ISTOCK

Así es el Museo del Úlster

¿Alguna vez has querido conocer al único dinosaurio de Irlanda? ¿O encontrarte cara a cara con una momia egipcia? Con entrada gratuita, el Museo del Úlster alberga infinidad de objetos extraños y maravillosos que resumen la historia internacional y local. 

La escena musical de Belfast

Si eres un apasionado de la música debes empezar esta visita en The Dirty Onion, a partir de ahí comienza la ruta Belfast Traditional Music Trail que te lleva por un vertiginoso recorrido que incluye algunos de los mejores establecimientos de música tradicional de la ciudad, algunos de los músicos profesionales serán los guias. 

Tercer día en Belfast

Es momento de esperar lo inesperado: dejar volar tu imaginación con historias sobre sucesos paranormales y disfrutar de increíbles espectáculos creativos antes de buscar tranquilidad a las afueras de la ciudad.

Arquitectura épica y escritores icónicos

Contemplar las imponentes almenas de la catedral de Santa Ana antes de cruzar la calle para conmemorar la escena literaria de Belfast en la Writer's Square, donde encontrarás citas de famosos escritores locales como C. S. Lewis, Hanna Bell y John Hewitt grabadas en placas de piedra bajo tus pies.

Descubre Irlanda

El lado artístico de Belfast

Ha llegado la hora de empaparnos de arte, por eso nos centramos en el MAC (Centro de Arte Metropolitano) que es un centro de diversidad creativa que ofrece danza, arte, música y teatro. Una vez que hayas disfrutado de todo el arte y la cultura que desees, puedes descansar en Native, la cafetería del centro, ¡y degusta su comida elaborada con productos locales!

Recorridos fantasmales y celdas

Túneles subterráneos, cámaras de ejecución y salas dedicadas a la flagelación, hay una razón por la que la cárcel de Crumlin Road es uno de los lugares más encantados de la isla de Irlanda. Cerrada desde 1996 para los presos, ahora acoge a los visitantes que deseen realizar un viaje paranormal por 150 años de historia.

(C)2012 {Bill Abernethy}, all rights reserved

La parte más natural

A las afueras de Belfast encontramos el parque natural de Cave Hill, un área de destacada belleza natural con vistas a la ciudad y a las olas que azotan la costa. Uno de sus lugares más famosos es el abrupto promontorio rocoso, conocido como “Nariz de Napoleón”, que se dice que inspiró a Jonathan Swift para crear la figura del gigante dormido en “Los viajes de Gulliver”. 

Stephen Barnes / ISTOCK