Bamberg: érase una vez un Ayuntamiento a un puente pegado

La «Roma alemana» Patrimonio de la Humanidad

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: scanrail / ISTOCK

Al norte del extenso y célebre territorio de Baviera, a unos 60 kilómetros por encima de Núremberg, nos topamos con una de las ciudades que mejor conservan la esencia del pasado de toda Alemania. 

Bamberg es genuina, un magnífico y enorme conjunto histórico con alma medieval que fue declarado hace ya casi tres décadas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

mmuenzl / ISTOCK

Nos adentramos en esta bella población atravesada por el río Regnitz para descubrir sus encantos y hacer un breve repaso de los lugares más recomendables para visitar.

El Ayuntamiento, el alma de Bamberg

Si existe un lugar en Bamberg que merezca ser destacado por su originalidad, atractivo y popularidad, ese es el antiguo Ayuntamiento, el Altes Rathaus, una peculiar y llamativa construcción del siglo XIV, emplazada a caballo entre dos puentes sobre una isleta que emerge del río Regnitz.

argalis / ISTOCK

Es el símbolo de la ciudad tanto por su bella factura como por su original estampa colgada sobre las aguas. Fruto del deseo de los aburguesados de Bamberg por contar con su propio gobierno, su nacimiento surgió de la necesidad de encontrar un terreno libre del dominio del Obispo que ostentaba el poder en aquella época; la isleta es, por tanto, el resultado del empeño del sector burgués por conseguir esta empresa, y el antiguo Ayuntamiento su más insigne símbolo de la lucha entre clases.

letty17 / ISTOCK

La parte colgada sobre el río y los muros pintados del otro extremo forman un monumento portentoso.

Desde ese punto, avanzando por el margen del río acabamos en la «Pequeña Venecia», uno de los espacios con más encanto de todo Bamberg. Se trata de hileras de antiguas casas de pescadores que se levantan a lo largo de las orillas del cauce. Las pequeñas barcas e incluso algunas góndolas de recreo nos transportan de pleno a la ciudad italiana. Lo más recomendable es realizar un paseo fluvial en algún tipo de embarcación para admirar en toda su plenitud este idílico tramo que nos regala imágenes de postal.

MaxBaumann / ISTOCK

Alejándonos ligeramente del agua y encaminándonos a una de las márgenes del río, encontramos al epicentro de los monumentos esenciales de Bamberg, la Domplatz, que acoge en un mismo espacio la catedral y los principales palacios erigidos en la villa.

oriredmouse / ISTOCK

La catedral, famosa por contar a sus espaldas con más de un milenio de antigüedad, es la reina de esta área. Su imponente figura con sus torres nos deja entrever su importancia y su grandeza interior, donde nos espera el icono de la población por excelencia, el Jinete de Bamberg, una escultura ecuestre procedente del siglo XIII, cuya perfección y misterioso origen la han convertido en todo un referente.

Junto a la catedral, el Alte Hofhaltung y la Neue Residenz, la antigua y la nueva residencia respectivamente, dos construcciones con varios siglos de solera que sirvieron de morada episcopal durante centurias.

SimonDannhauer / ISTOCK

Las 7 colinas de Bamberg

La ciudad de Bamberg es comparada popularmente con una pequeña Roma debido a que sus cimientos se asientan, al igual que la capital italiana, sobre siete colinas.

jimfeng / ISTOCK

«La Roma de Franconia», como se conoce – Franconia es una región de Baviera -, se extiende sobre las hondonadas que forman estas elevaciones que configuran el paisaje urbano de la ciudad.

Andreas_Zerndl / ISTOCK

Una ciudad que, gracias a no haber sido casi castigada por las grandes guerras, se mantiene en un magnífico estado y ha conservado gran parte de su encanto medieval a lo largo de los tiempos.

jimfeng / ISTOCK

Casas de colores, entramados de madera, calles empedradas, monumentos espectaculares, y todo ello en una población de tamaño medio muy asequible para ser recorrida a pie.

jimfeng / ISTOCK

Sus canales le otorgan un ambiente especial alejado de los rigores de una urbe interior, y la gran cantidad de edificios históricos que encontraremos a nuestro paso nos recordarán que nos encontramos ante una de las ciudades más atractivas para su visita de toda Alemania. 

Todo un placer para los sentidos que no podemos dejar de lado en todo viaje a Baviera…