Las 7 cosas que no puedes perderte de Lisboa, próxima Capital Verde Europea

Uno de sus objetivos para el 2030 es que la ciudad esté formada en un 25% por espacios verdes

Cayetana Vela Sánchez-Merlo
 | 
Foto: Americo Lopes / ISTOCK

Lisboa, de aires bohemios con toques cosmopolitas, siempre ha estado ahí, pero últimamente se ha convertido en uno de los destinos por excelencia no solo estando en los principales rankings de “mejores ciudades para vivir” , “destinos que visitar durante este 2020” sino que este año presume de ser Capital Verde Europea, siendo la primera ciudad del sur del continente en ostentar este título. ¿Su objetivo? Disminuir hasta en un 60% las emisiones de CO2 para 2030 y conseguir que la ciudad esté formada en un 25% por espacios verdes.

Sean3810 / ISTOCK

1.- Fado

Es el género musical que trasmite en gran parte todo el espíritu que se respira en la capital portuguesa. Sin duda uno de sus iconos y mayores atractivos. Escuchar un fado es adentrarse en la cultura, en la historia, en la tradición a través de los sentidos de Portugal, sin necesidad de entender qué es lo que dice. Os recomendamos Sr. Fado  y Adega Machado.

HaizhanZheng / ISTOCK

2- Los Tranvías del Barrio La Baixa

Para muchos es considerado el verdadero downtown de Lisboa, con un ambiente animado, lleno de comercios y edificios, así como callejuelas que invitan a perderse. Se trata de una zona que tuvo que ser reconstruida tras el terremoto del siglo XVIII pero que mantiene su esencia y romanticismo, en parte, a los imponentes azulejos que cubren las fachadas. Lisboa se levanta sobre colinas por lo que durante tu estancia en la ciudad los tranvías se convertirán en tu mejor aliado para recorrerla.

En La Baixa, se encuentra la Plaza del Comercio, uno de los ejes centrales de la ciudad, una atracción que congrega a locales y turistas y donde se encuentra el Elevador Santa Justa, un ascensor que conecta con el Barrio Alto, y desde el cual se consiguen admirar unas vistas sobre el río Tajo y la Baixa.

Pablo_1960 / ISTOCK

Además, en la Baixa hay numerosos restaurantes muy cool (como el Seen Lisboa que tiene una de las terrazas con las mejores vistas de la capital portuguesa, punto de encuentro de lisboetas), hoteles de lujo y pintorescas tiendas de souvenir en las que es difícil no caer en la tentación de llevarse uno de recuerdo. La Avenida da Liberdade un punto neurálgico será la perdición de las más fashionistas que se verán cautivadas por una calle inspirada en los bulevares parisinos.

SeanPavonePhoto / ISTOCK

3- Tivoli Avenida Liberdade Lisboa 

En el número 185 de esta Avenida de Libertade se encuentra el emblemático hotel por excelencia y uno de los más antiguos de la capital portuguesa, The Tivoli Avenida Libertade Lisboa, una mezcla perfecta de lo clásico con lo contemporáneo, donde la elegancia tradicional se encuentra con los servicios que demanda el huésped actual. Con una decoración cuidada invitan a vivir una experiencia sofisticada en pleno centro de Lisboa evadiendo de una manera sutil del posible bullicio de una de las calles más concurridas. 

D.R

4- Chiado, el paraíso de las pastelerías y cafés

De la Baixa, de camino a Barrio Alto, pasamos por Chiado, un barrio que merece tu atención bien por las deliciosas pastelerías y cafés, mención especial al Café de Pessoa, A Brasileira, o una visita a la que es conocida como la librería más antigua del mundo, Bertrand, fundada en 1732.

Elijah-Lovkoff / ISTOCK

En Chiado se encuentra Bairro Do Avillez, una experiencia gastronómica dirigida por su chef más renombrado, José Avillez. Un espacio de 1.000 metros cuadrados que reúne un restaurante más formal, un concepto de taberna moderno e incluso una tienda donde comprar los productos gourmet más deliciosos.

CCaetano / ISTOCK

Chiado complementa al Barrio Alto, una zona especialmente reservada para disfrutar de Lisboa en su versión nocturna, aquí reinan los restaurantes (o tascas portuguesas) y los bares, la música y un ritmo cautivador que te demuestra que la ciudad vive de día y de noche. Tapisco, el restaurante de Henrique Sá Pessoa, es una propuesta novedosa que combina dos cocinas muy amigas, la portuguesa con la española, un concepto de tapas reintentado desde el punto de vista de un artista de la cocina portugués.

5- Pasteis de Belem

SeanPavonePhoto / ISTOCK

En el Barrio de Belem podrás degustar los mejores y tradicionales Pasteis de Belem. Pero a parte de mostrarnos su parte más dulce, en este barrio se encuentran dos iconos turísticos: la Torre de Belem y el Monasterio de los Jerónimos de Belem, ambos Patrimonio de la Humanidad desde 1983. Una visita obligada a la historia y la arquitectura de un país que tiene mucho que contar y mostrar.

6- Alfama

LeoPatrizi / ISTOCK

Es el Barrio de los pescadores por excelencia, su autenticidad lo han convertido en uno de los puntos más concurridos de la capital. En este Barrio se encuentra el Panteón Nacional o el maravilloso Mirador das Portas do Sol. Y recordando el inicio de este artículo, se dice que fue en este barrio donde nación el fado.

7- Sintra 

A 40 minutos de Lisboa merece la pena una escapada a Sintra. Una villa portuguesa Patrimonio de la Humanidad, a escasos minutos en coche de Lisboa, que por su aspecto bien podría parecer que estás en un cuento de fantasías. Puede que en parte, ese misterio de Sintra se deba a su imponente Palacio da Pena, un espectáculo arquitectónico, rodeado de árboles, en el que predominan los colores ocres y amarillos, rompiendo con los estereotipos de castillos tradicionales. Pero este es solo uno de los muchos palacios que te encontrarás en Sintra. 

JoseIgnacioSoto / ISTOCK

En Sintra proponemos que también visites y también te alojes en el Palácio de Seteais, un refugio de lujo perfecto, propiedad del estado portugués y recientemente rehabilitado. Se ubica en un palacio del siglo XVIII y cuenta, tan solo, con 30 exclusivas habitaciones, que te transporta al romance y el lujo de la época de la Ilustración.

D.R

Además, el hotel busca que cada huésped viva su experiencia personal y única en Sintra, a través de una oferta de actividades de lo más variada, como un taller de cocina en sus jardines, un paseo en coche de caballos o un retiro en el que conocer las cosechas más carismáticas de la zona, y sobre todo el tan galardonado Spa de Anantara que con sus exclusivos tratamientos te trasladará a lo más profundo de la naturaleza.

8- Barrio Alto, la Lisboa más moderna y bohemia

Vanguardista, moderno y vibrante, el Barrio Alto de Lisboa es, por excelencia, la cara nocturna más animada de la capital portuguesa. En sus calles encontramos tiendas de moda, restaurantes decorados con mucho estilo que se funden con los bares de copa más chic, convirtiéndose en una cita que ofrece diversas posibilidades de ocio para todos los gustos en los que siempre encontraremos la última tendencia.

Americo Lopes / ISTOCK