Los 5 pueblos más bellos de Cazorla, el mayor pulmón verde de España

El Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas es el mayor pulmón verde de España, está en Jaén y posee pueblos de encantadora belleza. Estos son cinco de ellos.

Manuel Mateo Pérez
 | 
Foto: Fotomicar / ISTOCK

Cazorla

Da nombre a una de las sierras más famosas de España y es uno de los pueblos más encantadores de Andalucía. Cazorla está coronada por el castillo de La Yedra, a los pies de severos y altos farallones de piedra que marcan los límites del parque natural más extenso de España. Por dentro Cazorla es una ciudad monumental, de calles medievales y estrechas y edificios como la iglesia de Santa María, proyectada por el arquitecto renacentista Andrés de Vandelvira. Hoy el templo es una reconstruida ruina y debajo de sus suelos están las galerías donde fueron canalizadas las aguas de un río.

Quesada

JackF / ISTOCK

Se halla al sur del parque natural y su caserío está arracimado en torno a un suave cerro en cuya cima se halla la iglesia de San Pedro y San Pablo, a un lado de la plaza de la Lonja. Las calles que descienden hasta los barrios bajos conducen al Museo Rafael Zabaleta que exhibe las obras más importantes de un pintor contemporáneo de Picasso. El museo atesora también los fondos documentales del poeta Miguel Hernández que contrajo matrimonio con Josefina Manresa, vecina de la localidad. A las afueras de la localidad se halla el santuario de la Virgen de Tíscar y a su lado la cueva del Agua, una hermosa cascada que baja caudalosa tras las últimas lluvias.

Hornos de Segura

La bella localidad de Hornos de Segura se localiza en el interior del parque natural y su caserío domina una de las colas del embalse de El Tranco, un inmenso mar interior que regula las aguas del recién nacido río Guadalquivir. Hornos está coronado por un castillo en cuyo interior hay un observatorio astronómico y un centro de interpretación de los cielos limpios que se disfrutan a la caída de la noche. Hay al lado de la iglesia y del ayuntamiento de Hornos un mirador, un balcón hacia la inmensidad del paisaje, frente a los campos de olivares, las cumbres altas y las aguas calmas del pantano.

Segura de la Sierra 

Douglas Pearson/Corbis

En Segura de la Sierra ejerció de comendador Rodrigo Manrique, padre del poeta Jorge Manrique a cuya muerte dedicó sus célebres coplas. Segura de la Sierra es el pueblo más bello de todo el parque natural y figura con todo merecimiento entre los más encantadores de España. El castillo que corona la localidad es un mirador excepcional hacia el pico de El Yelmo, la montaña mágica de la Sierra de Segura. A sus pies se dispone un caserío medieval, enaltecido con casonas señoriales, una fuente imperial, una iglesia con retablos de gran interés artístico y unos baños de época árabe. Hotelitos con encanto y restaurantes de cocina tradicional redondean el hechizo del pueblo serrano.

Siles

El norte del parque natural más grande de España es un territorio accidentado y montañoso. Entre esos parajes se esparce Siles. Su barrio viejo está presidido por la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVI. Cerca está El Cubo, símbolo patrimonial de la villa, y la Casa de la Tercia desde donde Rodrigo Manrique inició la conquista de los pueblos de la serranía. Los alrededores de Siles están salpicados de espacios naturales y áreas recreativas como la Junta de los Arroyos, donde se unen las aguas de la Cañalica y los Tejos. Desde los miradores de La Rayuela, La Fresnadilla y El Portichuelo.