Vietnam en 48 horas: un fin de semana perfecto en Ho Chi Minh

Un recorrido de dos días para exprimir una de las ciudades más fascinantes de Vietnam

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: David_Bokuchava / ISTOCK

Nos trasladamos hasta la ciudad de Ho Chi Ming, un lugar repleto de experiencias tentadoras para todo tipo de viajeros. Y lo hacemos en una visita exprés de apenas un fin de semana, aunque vamos a exprimir la ciudad para que tu, si te animas, puedas obtener una imagen completa de esta dinámica y particular metrópolis.

HuyThoai / ISTOCK

Sábado por la mañana – destacados históricos

Puedes despertarte con un bánh mi, un espectacular bocadillo repleto de vegetales en escabeche y una suculenta carne de cerdo para prepárate para un día completo de exploración. Lo mejor será que lo acompañes con un cà phé sura dá en uno de los cafés que rodean el parque fuera del Palacio de la Reunificación.

A unos pasos de distancia podrás admirar la Catedral de Notre Dame, construida por los colonos franceses en 1863 y que posee dos campanarios con una altura de 58 metros.

Notre Dame de Ho Chi Minh, Vietnam | SamuelBrownNG / ISTOCK

Después lo mejor es que tus piernas te lleven por la calle Dong Khoi, una de las principales calles comerciales de la ciudad y que nos transportara hasta la Ópera de Saigón.

Sábado por la tarde – cafés y boutiques

¿Quieres comer como si fueras un local? Entonces debes seguir unas cuantas recomendaciones para no pecar de turista perdido. Nosotros te aconsejamos que te dirijas hascia Vo Roof Garden, donde podrás encontrar deliciosos platos vietnamitas modernos que se sirven en un hermoso jardín con vistas a la ciudad.

laughingmango / ISTOCK

Aunque también puedes deleitarte con la mezcla de sabores de los innumerables puestos que se aglutinan en las aceras y que sirven de todo: desde bun thit nurong (tazones de fideos de cerdo a la parrilla), hasta com tam (arroz partido). Comas lo que comas, te va a sorprender.

Si buscas boutiques y cafés donde deleitarte entonces tienes que dirigirte hacia Nguyen Hue, una de las únicas calles peatones de la Ho Chi Minh y donde encontraras muchos lugares donde vivir la auténtica vida cotidiana de la ciudad.

Sábado por la noche - beber y cenar

Es el momento de aventurarse a disfrutar de una variedad de mariscos única. Concretamente la de Oc Oanh, un sorprendente restaurante en el Distrito 4 donde podrás disfrutar de una amplia variedad de cangrejos, vieiras, moluscos y caracoles de agua dulce. ¡Una experiencia que debes catar!

kazhiya / ISTOCK

Si quieres ser un poco más moderado entonces puede disfrutar de una deliciosa cena vietnamita en uno de los lugares de Quán Bui. Te recomendamos que vayas a Saigón Bar en el Caravelle. Aunque también puedes pedir un tentador menú de cervezas artesanales en Pasteur Street.

Domingo por la mañana – Vida local

Puedes empezar tu domingo con una visión interna de la vida cuotidana en el Parque Tao Dan, ubicado en el Distrito 3 de la ciudad. Todas las mañanas los vietnamitas se reúnen en este ligar para hacer ejercicio, conversar e, incluso, jugar al hacky sack (un juego típico de la zona) bajo los árboles. Por si faltase encanto… un pequeño templo budista se suma al encanto de este parque.

Jennifer Sanerkin / ISTOCK

Puedes seguir tu mañana por el mercado Tan Ding en Hay Ba Trung, también en el Distrito 3 de la ciudad. Los mercados matutinos de esta ciudad son una excelente oportunidad para hacer fotos: comida callejera, productos recién recolectados, vegetales brillantes…

Para terminar tu mañana te aconsejamos que vayas de peregrinación a la Pagoda Thien Hau, en el Distrito 5. Un lugar evocador que está plagado de intrigantes detalles.

Domingo por la tarde – Museos imprescindibles

Estás en Vietnam, así que no pierdas la oportunidad de probar algunos de los paltos más famosos y típicos de este lugar. En Ho Chi Minh, si quieres disfrutar, te aconsejamos que almuerces en Cuc Gach Quán, un restaurante de estilo familiar escondido en una hermosa casa antigua.

HuyThoai / ISTOCK

La ciudad de Ho Chi Minh, además, cuenta con una historia increíblemente colorida. Uno de los ejemplos de esta historia es el Museo de los Restos de la Guerra, repleto de exhibiciones y fotos que te ofrecen una visión más profunda de la Guerra de los Estados Unidos.

Si eres amante del arte debes dirigirte al Museo de Bellas Artes, una elegante mansión antigua con una gran cantidad de piezas que debes conocer.

Domingo por la noche – Por encima de todo

Para terminar tu fin de semana por todo lo alto puedes hacerlo visitando una muestra del Vietnam moderno.  Y lo puedes hacer dentro de un mercado húmedo en el Distrito 1. Una vez allí puedes ir a Anan Saigon, donde se sirven algunos de los cócteles más originales de todo Vietnam y una cocina superior.