Déjate sorprender en las Bahamas en Pig Beach

¿Paraíso y cerdos en la misma frase? Todo es posible en las Bahamas, en Pig Beach.

Viajar
 | 
Foto: BAHAMAS

Playa paradisíaca y piara de 20 cerdos en la misma frase puede no sonar bien a todo el mundo pero como para gustos, los colores hay quien encuentra encantador poder bañarse en una playa de arena blanquísima y de agua de un azul imposible a la vez que una veintena de cerdos salvajes.

Además de cerdos, cabras y gatos asilvestrados son los único habitantes del cayo Big Major, en el distrito de Exuma, en las Bahamas. Este distrito que abarca un área de 200 kilómetros de océano Atlántico está compuesto por 365 islas -sí, una para cada día del año- que son parajes idílicos donde sus aguas cristalinas y sus fondos marinos atrapan al visitantes. Pero es que en cayo Big Major también los hacen los cerdos.

Más que acostumbrados a la presencia humana, no es extraño ver a los turistas nadando con ellos, dándoles de comer e incluso acariciándoles. Y es que gracias a estos 20 cerdos y lechones salvajes este cayo de las Bahamas se ha convertido en uno de los reclamos turísticos más apreciados del archipiélago.

BAHAMAS

Con tres manantiales de agua dulce, cayo Big Major no tiene más presencia humana que la que va a visitar a estos animales y es que ni siquiera se puede pernoctar. Lo cierto es que no se sabe con exactitud cómo llegaron los cerdos a esta isla y se barajan varias teorías. Hay quien dice que unos marineros los abandonaron allí para comérselos a su regreso, hecho que nunca sucedió y los cerdos allí se quedaron. Otra teoría afirma que, por el contrario, los cerdos sobrevivieron a un naufragio y llegaron nadando hasta la costa. También hay quien afirma que llegaron a nado desde otra isla cercana, mientras que una última hipótesis dice que en realidad los cerdos forman parte de un  plan de marketing que tiene como finalidad aumentar el turismo en Bahamas. Sea como fuere, lo cierto es que nadie sabe cómo ni por qué llegaron hasta las Bahamas pero estos cerdos están de lo más feliz.

En cuanto a la supervivencia de los gorrinos, hasta la llegada de los turistas se alimentaban de restos de otros animales y algunas plantas pero ahora es la mano humana quien les da de comer y cuida cada día. Calman su sed en los tres manantiales de agua dulce con los que cuenta cayo Big Major.

BAHAMAS

Hasta cayo Big Major se puede llegar en barco  a través de excursiones organizadas desde Gran Exuma, el cayo más grande del distrito homónimo, al que se llega en avión desde Nassau.

Con cerdos o sin ellos, lo cierto es que las Bahamas son un destino que ofrece arenas blancas y playas desiertas, así como arrecifes coralinos en aguas cristalinas en los que desconectar de la locura del día a día en paisajes en los que no estamos acostumbrados.