8 consejos para disfrutar de Praga esta primavera

Praga cuenta con rincones preciosos que hacen que una escapada a la capital de la República Checa se convierta en inolvidable.

VIAJAR
 | 
Foto: Deejpilot / iStock

Que Praga es una de las ciudades más cosmopolitas de Europa no lo duda nadie.  Es una urbe donde la tradición y la modernidad conviven en sus calles y en sus lugares públicos de una forma perfecta. Esta unión hace que cada escapada a Praga sea única, especial. Y si esa escapada se hace en el momeno idóneo con la persona idónea se convierte sencillamente en perfecta.  Sin duda, la primavera, con la llegada del buen tiempo, los primeros calores y las tempranas floraciones es la época y estos consejos te ayudarán a sentirla y vivirla de una forma única.  

Alojarse en el kilómetro 0 de Praga:

La estatua del Rey Wenceslao, en la plaza homónima, es el punto más céntrico de Praga, que se considera su "kilometro 0". Aquí el hotel Occidental Praha Wilson de la cadena Barceló es uno de los alojamientos mejor ubicados.

Plaza de San Wenceslao, en Praga. | Anna Bryukhanova / iStock

Descubre la magia del barrio de Karlín

A 10 minutos a pie de la Plaza de Wenceslao se encuentra el Barrio de Karlín, una zona habitaba en su día por burgueses dedicados a negocios portuarios, cuya riqueza ha quedado reflejada en algunos de los preciosos inmuebles rehabilitados que jalonan sus calles. Las severas inundaciones de 2002 hicieron que este barrio se reformara y que hasta él se mudaran jóvenes parejas y familias que lo han dado vida en forma de parques, cafés y restaurantes. Entre ellos, el restaurante Eska ofrece el que dicen es el mejor pan artesanal de Praga rodeado de puro diseño.

Por otra parte, en este barrio también encontramos el Kavárna Kočičí, uno de los primeros "cafés de gatos" de Praga en el que, además de tomarte un café puedes acariciarlos y jugar con ellos.

Empápate de arquitectura moderna en la ‘City’ de Praga

En el mismo Barrio de Karlín se ubica la nueva “city” de Praga, presidida por 4 espectaculares edificios de diseño: Main Point -con un acogedor bar en la primera planta-,  Nilo, Danubio y Amazonas. Un consejo es disfrutar de ella al atardecer y cruza el túnel que une el barrio de Karlín con el de Žižkov. Aquí, el Monumento Nacional de Vítkov, en la parte superior del Parque de la Colina de Vítkov, ofrece una de las vistas más sorprendentes de Praga.

Explora el barrio “chic” de Vinohrady

Otro de los barrios de moda en Praga es Vinohrady, considerado como el barrio más chic de Praga. Esta barrio, cerca de la Plaza de Wenceslao, fue una rica ciudad independiente dedicada al cultivo de la vid de cuando conserva algunos de sus imponentes edificios y sus amplias calles que actualmente están ocupadas por locales de diseño, restaurante y cafés. Como curiosidad, este es el barrio "gay friendly" de Praga.

Uno de los locales con más encanto de Vinohrady es el café La Bohème. Su decoración, sus sofás y sus estanterías repletas de tés y cafés que están a la venta, además de la variedad de tartas hacen de este lugar perfecto para un alto en el camino. ¡Además cuenta con wi-fi gratuito para los clientes!

Teatro Vinohrady, en el barrio homónimo de Praga. | klug-photo / iStock

Déjate seducir por un estrella Michelín

Praga está viviendo un auténtico despertar gastronómico, y uno de los protagonistas de esa revolución culinaria es el restaurante Field, el tercero de la capital checa en hacerse con la preciada estrella Michelin. Aunque su diseño es algo espartano, o más bien minimalista, ese sentimiento es algo buscado. Y es que lo que se pretende con ello es que la atención de los comensales se centre en su paladar, degustando la espectacular mezcla de texturas, sabores y olores, y su maridaje con caldos de altura.

Busca el mejor diseño europeo en Pavilon

Aunque no te gusten las compras, el Pavilon se es un monumento más de Praga. Este centro comercial dedicado al 100% al mundo del diseño, está ubicado en una antigua fábrica completamente renovada, que hará las delicias de los amantes del diseño. Un par de horas son suficientes para disfrutar de sus tiendas de moviliario así como disfrutar de un café en su cafetería que casi una obra de arte.

Pide un deseo al “Niño Jesús de Praga”

Como casi cada ciudad europea Praga también cuenta con un lugar con ritual gracias al que los deseos se cumplen. En el caso de la capital checa este lugar es la Iglesia de Santa María de la Victoria y San Antonio de Padua, en el barrio de Malá Strana. En ella se encuentra una talla del niño Jesús, de tan sólo 48 centímetros, que fue llevada a Praga en el siglo XVI por una aristócrata española tras contraer matrimonio con un noble bohemio. Dicen que esta talla te cumple un deseo al año.

Talla del niño Jesús en la iglesia de Santa María de la Victoria y San Antonio de Padua. | GoneWithTheWindStock / iStock

Disfruta del mercado de granjeros en Náplavka

Sin duda uno de los elementos más característicos de Praga es el río Moldava. en la orilla derecha, cerca de la Casa Danzante de Frank Gehry, se celebra cada sábado el mercado de granjeros en Náplavka, en el que las mermeladas, los productos típicos checos y los objetos artesanales son los protagonistas.