¿Falto de ideas? El vicepresidente de 'Lonely Planet' nos desvela sus destinos preferidos

El trabajo de Tom Hall en 'Lonely Planet' durante casi 20 años, actualmente como vicepresidente, le ha permitido recorrer mundo y recoger sus experiencias en libros como Los mejores consejos para viajar o una europa de bajas emisiones, este último una guía que ha coescrito donde enseña a reducir la huella de carbono usando transportes sostenibles en 80 rutas por Europa.

María Escribano
 | 
Foto: Tom Hall

ESTAMBUL

Como londinense de nacimiento, me encantan las ciudades. Mi ciudad favorita es Estambul, una ciudad que considero el centro del mundo. Tiene historia en cada adoquín, vida que se vive de forma ruidosa en sus montañosas calles y belleza en su horizonte y en sus aguas. Estambul ha crecido tan rápidamente en las últimas décadas, pero conserva su singularidad, su importancia y su misterio. La ciudad también es joven y acogedora para los forasteros. Me encanta pensar que cada vez que regreso a ella hay algo nuevo esperándome; conocerla completamente es una labor imposible en una vida.

Nikada / ISTOCK

ISLAS HÉBRIDAS EXTERIORES, ESCOCIA

Pedaleé desde Barra, en el sur, al norte de Lewis no hace mucho, con el viento en mi espalda y la lluvia picándome en los ojos durante cuatro maravillosos días. Las Islas Occidentales son antiguas y están escasamente pobladas, lo que da espacio y tiempo para pensar. El espectacular paisaje montañoso de Harris es lo más destacado y hay que estar preparado para playas que parecen del Caribe, incluso aunque la temperatura del agua sea inconfundiblemente la del Atlántico.

Richard Heath / ISTOCK

SUR DE CHILE

Mi primera aventura fuera de Europa fue a Sudamérica y me dirigí directamente al otro extremo del continente. Casi por accidente pude viajar en un carguero a través de los fiordos de la región chilena de Aysén hacia el sur patagónico. Fue una experiencia increíble que nunca ha sido eclipsada por viajes posteriores: la emoción de conocer una nueva cultura e idioma y expandir horizontes en un viaje inolvidable.

ad_foto / ISTOCK

MADAGASCAR

No hay ningún sitio en la Tierra como Madagascar y todavía no me puedo creer que haya tenido la suerte de ir allí. Mi mujer y yo pasamos tres semanas navegando en canoa por ríos remotos, encontrándonos con pequeños lémures y enormes ballenas e intentando comprender lo que parecía una cultura increíblemente diferente. Tras haber visto las tierras altas centrales, las islas boscosas del este y el oeste de tierra roja, estoy desesperado por volver a la remota ciudad norteña de Antsiranana (Diego Suárez) y a los espinosos desiertos del extremo sur de la isla.

pierivb / ISTOCK

SÍDNEY

Mis padres vivieron en Sídney antes de que yo naciera y sus historias de la vida en Australia me impresionaron mucho cuando era más joven. Ir allí para mí fue como una peregrinación. Sídney ofrece una fórmula simple para la felicidad: vaya a un lugar soleado, bello y amable y se sentirá bien. Cada vez que dejo caer la vista, normalmente con ojos extremadamente afectados por el jet lag, en el Harbour Bridge, la Opera House y Circular Quay me siento tan emocionado como la primera vez.

Yiran An / ISTOCK