Razones por las que todo el mundo debería hacer un road trip al menos una vez en la vida

La sensación de libertad se puede presentar ante ti disfrazada de muchas maneras. Para algunas personas, es algo tan simple como caminar descalzo por la arena de una playa batida por un mar furioso. Para otras, volar en parapente o dejar un trabajo anodino y emprender un proyecto personal satisfactorio e ilusionante. Sin embargo, sí que hay algunas cosas que, indefectiblemente, generan una imponente sensación de libertad a la gran mayoría del género humano. Y una de ellas es realizar un road trip.

Redacción
 | 
Foto: miroslav_1 / ISTOCK

¿Sabes lo que es un road trip? ¿Qué te estarás perdiendo si nunca has hecho uno? Será una de las mejores experiencias viajeras y vitales de tu existencia.

¿Qué es un road trip?

swissmediavision / ISTOCK

La definición más simple y llana de un road trip podría ser algo así: un largo viaje por carretera, el cual, normalmente, se realiza en automóvil. Pero nunca un concepto tan vasto y profundo se puede definir en una sola línea.  Un road trip es mucho más que un simple viaje en coche por una larga carretera. Se trata de un viaje experiencial, donde el protagonista busca sentir vivencias intensas, que se salgan de lo común y cambien algún aspecto de su vida para siempre. 

Cuando coges el coche para comenzar un road trip, tienes que hacerlo con el alma desnuda y totalmente abierta a sufrir modificaciones en la carretera. Las rutas de asfalto se convierten en una maraña de nervios sensibles que acabarán enraizándose a ti.

¿Cuál fue el primer road trip de la historia?

gradyreese / ISTOCK

El primer road trip (del que se tiene registro) de la historia del automóvil lo realizó una mujer. En agosto de 1888, la alemana Bertha Benz –esposa de Karl Benz - viajó desde Mannheim a Pforzheim. La distancia entre las dos localidades era de 106 km, y la cubrió conduciendo el tercer prototipo experimental de automóvil inventado por Karl.

Para vivir esa experiencia, llevó consigo a sus hijos adolescentes, Richard y Eugen, y no dijo nada a Karl. Según Bertha, la excusa del viaje había sido visitar a su madre, pero lo cierto es que ella lo consideraba una brillante acción de marketing, ya que ese automóvil solo había sido probado en distancias cortas. A Karl se le pasó el enfado inicial cuando comprobó que la idea había sido un éxito, reportando un espaldarazo publicitario sin precedentes a su invento.

¿Cuándo se popularizaron los road trips?

merc67 / ISTOCK

Aunque se realizaron road trips desde principios del siglo XX, este tipo de viaje no alcanzaría gran popularidad hasta la década de los 50. Además, el empujón definitivo no llegaría de la cuna alemana, sino de Estados Unidos.

Entre 1947 y 1950, el escritor y viajero estadounidense Jack Kerouac realizó varios viajes descubriendo la América profunda. La mayor parte de ellos, como autoestopista. En 1957, se publicó su obra más icónica, “On the Road, considerada como la Biblia del movimiento llamado “Generación Beat”, cuyos más sonados artífices fueron el propio Kerouac, William S. Burroughs y Allen Ginsberg. Los tres realizaron grandes viajes por carretera e intentaron desmontar la estructura de la sociedad americana a la vez que experimentaban con las drogas.

Cuáles son las principales razones para hacer, al menos, un road trip en tu vida

Ahora que ya sabes lo que es un road trip y cómo surgió la idea, vamos a convencerte para que saltes del sofá, cojas tu maleta o mochila y enciendas el motor del coche para comenzar tu nueva aventura en la carretera. Aquí van cinco buenas razones para hacerlo:

Libertad de movimientos en la ruta

Martin Dimitrov / ISTOCK

Viajar en coche te permite, en gran medida, marcar tu ritmo y elegir la ruta que desees. Podrás parar en todos aquellos lugares que te llamen la atención. Conducir a mayor velocidad por tramos que no te interesen o hacerlo lentamente por paisajes o pueblos que quieras admirar. 

Si un día no tienes ganas de conducir, pues te quedas caminando por los alrededores o, simplemente, descansas todo el día tirado en la cama. En un road trip, tú marcas el ritmo de tu aventura, cosa que no puedes hacer cuando viajas en avión, tren, barco o autobús con una ruta marcada en el billete.

Además, seguro que durante el viaje conoces gente que te recomienda este o aquel lugar que no habías contemplado, y podrás modificar tu ruta cuantas veces quieras.

Es una forma barata de viajar

frankix / ISTOCK

Realizar un road trip suele ser más barato que formar parte de un viaje organizado o utilizar otros medios de transporte.  De hecho, una de las mejores opciones que tienes es alquilar un coche, pues, hoy en día, con herramientas como el buscador de coches de alquiler de Skyscanner, puedes encontrar alquileres de hasta 1€ el día y así evitas añadir kilómetros innecesarios a tu vehículo.

Además, al tener libertad de movimientos, podrás comprar en supermercados o elegir restaurantes baratos, buscar las gasolineras más económicas o dormir en moteles, hostales u hoteles con buena relación calidad/precio. Dependiendo de la parte del mundo en la que hagas tu road trip, puedes llegar a ahorrar entre 20 y 80€ diarios respecto a un viaje convencional.

Te ayuda a conocer lugares ajenos al turismo

Skyscanner

Normalmente, es mucho más sencillo llegar con transporte público o excursiones organizadas a lugares donde el turismo es un sector consolidado. Siempre hay una manera fácil de visitar el listado de mejores atracciones turísticas que ver en un país.

Sin embargo, si quieres acercarte a la verdadera cultura de un destino, lo más probable es que este tesoro lo encuentres alejado de los focos más turísticos. En un road trip podrás adentrarte en esos pequeños pueblos, bosques, granjas, montañas y ríos, en los que tanto la naturaleza como los habitantes humanos emanarán destellos de pura autenticidad. 

Profundizar en las relaciones interpersonales de los viajeros… O en ti mismo

jacoblund / ISTOCK

Un road trip engloba dos tipos de viaje: uno físico y otro emocional. Si emprendes el viaje por carretera con compañeros, tras unos días o semanas de vivencias intensas y fuera de lo común, os iréis conociendo todos mucho mejor. Eso no siempre es bueno, pues las contingencias de un viaje de este tipo harán aflorar las cosas buenas y malas de cada persona, pero al menos sabes que cada uno acabará mostrando su verdadera cara.

Por otro lado, si viajas solo, te servirá para conocerte mejor, pues la carretera te pondrá ante retos que nunca antes habías afrontado y ante los que no sabes cómo reaccionarás. Un auténtico viaje interior.

Es una aventura en sí y te convertirá en una persona más resolutiva

miroslav_1 / ISTOCK

Muy ligada a la razón anterior, cuando te embarcas en un road trip estás más expuesto a que te ocurran cosas fuera de lo común que en otro tipo de viajes. La carretera no deja de ser una escurridiza e imprevisible serpiente – en este caso, de asfalto – que no sabes por dónde te va a salir. 

La aventura estará a la orden del día y, casi con total seguridad, te enfrentarás a adversidades que te convertirán en una persona más resolutiva al finalizar el viaje.

Cómo organizar el road trip perfecto

Ahora que ya hemos conseguido que se despierten en tu interior las ganas de realizar un road trip, llega el momento de saber cómo planificarlo para que sea un éxito:

Haz un esbozo de la ruta… Pero bastante abierto a modificaciones

jacoblund / ISTOCK

Tienes que tener claro qué parte del mundo quieres descubrir en tu coche, pero recuerda una de las razones por las que te enamoraste de esta idea de viaje: un road trip es la flexibilidad de la ruta hecha realidad. Por ello, aunque siempre viene bien tener una idea preconcebida del itinerario, tienes que permanecer abierto, en todo momento, a posibles giros inesperados del mismo.

Calcula tu presupuesto

ViewApart / ISTOCK

Esto, como en cualquier otro viaje, es algo fundamental.  Calcula cuál es tu presupuesto para gasolina, alojamiento, comida, peajes y, cómo no, posibles reparaciones. Esto es fundamental para no quedarte tirado, sin dinero, en medio de la nada. Tener que suspender tu road trip soñado por haberte quedado sin blanca a la mitad es algo frustrante.

Elige bien el vehículo… ¡Alquilado!

gradyreese / ISTOCK

En un road trip, tu mejor compañero de viaje va a ser tu coche. Si tu vehículo ya no está para muchos trotes o prefieres no desgastarlo más de la cuenta con un largo viaje por carretera, te aconsejamos que te decantes por un coche de alquiler. Así podrás elegir el modelo más adecuado al tipo de viaje que tienes en mente y, además, si lo reservas con antelación, puede salirte realmente barato. 

Si no viajas solo, escoge bien a tus compañeros 

DisobeyArt / ISTOCK

Elegir a tus compañeros en un road trip no es un tema banal. Una mala elección en este campo puede llevarte a que el viaje resulte desastroso. En esta aventura necesitarás a tu lado a gente muy afín a ti, abierta a los cambios, a la aventura y a adentrarse en lo desconocido. Y si no tienes muy claros tus candidatos, ya sabes: más vale solo que mal acompañado.

Conduce hacia el buen tiempo

monkeybusinessimages / ISTOCK

 

El tiempo también tiene mucho que decir en el éxito de un road trip. No es lo mismo conducir bajo la lluvia o la nieve que poder bajar las ventanillas para escuchar el canto de los pájaros y respirar el aire primaveral de una mañana soleada.  Diseña tu ruta buscando el buen tiempo, que no solo alegra el viaje, sino también la vida en general.

Descárgate buenas aplicaciones de carreteras 

wundervisuals / ISTOCK

Perderse en un road trip no tiene por qué ser siempre malo, ya que te puede llevar a conocer nuevos secretos. No obstante, es mejor que sea de manera buscada y sepas cómo salir.  Para hacer un viaje por carretera con ciertas garantías es mejor que te descargues alguna aplicación de mapas que, preferiblemente, funcione offline.  Entre las que te recomendamos: Google Maps, Maps.Me y HERE WeGo.

Cuáles son los mejores road trips del mundo

Ruta 66, Estados Unidos, 3 semanas-1 mes

fullcirclegfx.com

Es la más mítica de todas las rutas de carretera del mundo. Un road trip de casi 4.000 km que te lleva de Chicago a Los Ángeles (o viceversa) para conocer todos los entresijos de Estados Unidos.

El rey de los road tripsGreat Ocean Road (Gran Ruta Oceánica), Australia, 1-2 días.

4FR / ISTOCK

Precioso recorrido de poco más de 240 km a lo largo de una la franja costera del estado australiano de Victoria. La carretera va de Torquay a Warrnambool y fue construida, entre 1919 y 1932, por veteranos australianos de la Primera Guerra Mundial. Te lleva a lo largo de un tramo de costa precioso, en el que podrás admirar bellos acantilados, bosques de eucaliptos repletos de koalas, faros de otro siglo y la joya de la corona, los acantilados de Los Doce Apóstoles.

North Coast 500 (Costa Norte 500), Escocia, 1 semana.

imerx / ISTOCK

Este road trip de 830 km te lleva por los mejores paisajes de la costa de Escocia. Comienza en Inverness para embarcarte en una ruta circular que te dirige al norte. En el camino encontrarás construcciones de la Edad del Hierro, solitarias playas de arena blanca, lagos mitológicos, montañas multicolores arrasadas por el viento y estrechas carreteras en las que será más probable encontrarte una oveja que otro coche.

The Wild Atlantic Way (Ruta Costera del Atlántico), Irlanda, 2,5-3,5 semanas

MNStudio / ISTOCK

Nada menos que una ruta de 2.500 km une las poblaciones de Kinsale (en el condado de Cork) y el cabo de Malin (en el norteño condado de Donegal). En este espectacular road trip conocerás la arcaica y hospitalaria cultura irlandesa al pasar por minúsculos y coloridos pueblos pesqueros, antiguas iglesias milenarias, islas hostiles en las que aún viven algunos valientes, restos arqueológicos del Neolítico, dramáticos acantilados, playas de película y, cómo no, pubs... Muchos pubs en los que la cerveza y la música irlandesa te harán quedarte para siempre.

Ring Road (Carretera Circular), Islandia, 7-10 días.

Pom669 / ISTOCK

Islandia es un lugar donde el ser humano queda relegado a un segundo plano y la naturaleza lo domina todo. Este road trip de más de 1.300 km te lleva a conocer los mejores atractivos naturales de Islandia. Enormes cascadas, paisajes volcánicos, playas de arena negra, vida salvaje (ballenas y frailecillos)... Prueba también la comida local, sumérgete en calientes aguas volcánicas y habla con la gente local que encuentres. Al final, lo mejor de cualquier ruta es eso: su gente.