El puente de Brooklyn cambia los carriles para coches por carriles bici

Estas rutas ciclistas, que también se aplican al puente de Queensboro, son parte de los planes de la ciudad para fomentar el ocio al aire libre y ayudar a la ciudad a recuperarse del coronavirus.

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: peterspiro / ISTOCK

Nueva York quiere poner freno al coronavirus. Y una de sus principales bazas, como anunció su alcalde Bill de Blasio, es convertir a la ciudad en un referente del ciclismo urbano que permita a sus ciudadanos disfrutar de sus calles haciendo deporte.

Y es que, nada mas y nada menos, hará del Puente de Brooklyn y del Puente de Queensboro una nueva vía para poder disfrutar del ciclismo sobre el East River en dos icónicos puentes que “están profundamente entrelazados en la vida diaria de innumerables neoyorquinos”, como relataba su alcalde.

Puente de Brooklyn, Nueva York | dell640 / ISTOCK

La idea de dejar espacio al deporte en plena ciudad nace de la idea de “llevar al siglo XXI a Nueva York y abrazar el futuro con un nuevo plan más sostenible”, afirmaba Blasio. Y qué razón y cuánto tenemos que aprender las ciudades europeas en dar prioridad, ahora más que nunca, al deporte al aire libre y en plena ciudad evitando el tráfico de automóviles.

¿Cómo serán los carriles bici?

No serán todas las vías de automóvil las que se conviertan en carriles bici. Los automóviles solo estarán prohibidos en el carril más interno del lado del puente con destino a Manhattan del Puente de Brooklyn, convirtiéndose así en un carril de dos vías.

Puente de Queensboro, Nueva York | chrisleary / ISTOCK

Esto no facilitará solo el flujo de ciclistas por el puente, sino que a partir de ahora ciclistas y peatones no van a tener que compartir la misma pasarela para circular por el puente. De esta forma se dará una mayor libertad para circular tanto a peatones como ciclistas.

En el Puente de Queensboro, será la carretera exterior que dirige al norte la que se convierta en un carril bici de dos vías. Mientras que la que se dirige al sur se cederá a los peatones.

Puente de Brooklyn, Nueva York | Pgiam / ISTOCK

Toda esta peatonalización y creación de carriles bici se enmarca dentro de la campaña, promovida por Transportation Alternatives, “Bridges for people”, que finalmente después de años han conseguido ver cómo se hace realidad.

No son las únicas novedades para ciclistas

El alcalde de Nueva York, además del ambicioso proyecto de los puentes, también se ha comprometido en construir diversos bulevares de bicicletas durante este año. ¿Qué quiere decir? Que habrá calles donde el tráfico de bicicletas tendrá prioridad respecto a los automóviles.

Lo harán gracias un diseño único de las carreteras que permita reducir la velocidad del tráfico y proteger así a los ciclistas. Solo hará falta esperar unos meses para ver como es este innovador diseño. Y si funciona… ¿Por qué no? siempre podremos imitarlo, que falta nos hace.