Ocho ciudades artísticas de Italia para recorrer en bici

Pedaleamos por algunas de las ciudades artísticas más bellas de Italia con nuestra bicicleta en unos recorridos plagados de belleza, arte e historia

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: deimagine / ISTOCK

En las ciudades de todo el mundo la bicicleta siempre ha sido un medio de transporte común y que, hoy en día, sigue siéndolo gracias a los carriles bici, los sistemas de bicicletas compartidas y un enfoque cada vez más ecológico.

Y es que la bicicleta es la mejor forma de moverse por la ciudad de una forma sostenible, pero también es una forma de disfrutar de ciudades de todo el mundo como un turista. ¿Qué nos dices de sentir la brisa en el pelo y la sensación de libertad?

elvirkin / ISTOCK

Además, en bici puedes recorrer grandes distancias de una forma rápida y con poco es fuerzo, es económico y no tienes que preocuparte por aparcar. Y es que si te gusta el ciclismo estas ocho ciudades de arte italianas son perfectas para explorarlas sobre dos ruedas. 

Ferrara

Ferrara cuenta con un increíble centro histórico que es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco rico en plazas y edificios renacentistas, como el Castello Estense, el Ayuntamiento, el Palacio de los Diamantes o la Catedral. Esta ciudad ha tenido un claro carácter ciclista durante mucho tiempo: el primer carril bici se construyó en 1908.

Bicicletas en una calle de Ferrara, Italia | VvoeVale / ISTOCK

Aquí además un tercio de sus habitantes se desplaza en bicicleta y hay muchos eventos e itinerarios para ciclistas en cualquier lugar de la zona. Si quieres pedalear en plena naturaleza, solo tienes que ir un poco al sur de Ferrara, concretamente al Parque del Delta del Po. Aquí hay multitud de itinerarios fáciles entre tierra y agua, donde podrás disfrutar de un auténtico safari en bicicleta entre cormoranes, ciervos y caballos salvajes.

Parque del Delta del Po, en Ferrara | ermess / ISTOCK

Mantua

La bicicleta es perfecta si quieres visitar el centro de Mantua. Puede moverte fácilmente desde el Palacio Ducal hasta el Palazzo Te, la Piazza delle Erbe y la Basílica. Aunque no es lo único que puedes hacer.

La ciudad de Mantua, en Italia | RomanBabakin / ISTOCK

Explorar los alrededores de la ciudad sobre dos ruedas también es una experiencia y está llena de itinerarios muy interesantes: las orillas de los lagos, el bosque de Fontana o el de Carpaneta. Incluso la Reserva Natural del Río Mincio o la Cilcovía Patrimonio de la Unesco de Mantua a Sabbioneta.

Lucca

El centro histórico de Lucca es una enorme zona peatonal y ciclista alejada de los coches, por eso la bicicleta es una de las mejores opciones para visitar, por ejemplo, la Piazza dell Anfiteatro, el Palacio Ducal o La Catedral.

Ciudad de Lucca, en Italia | bbsferrari / ISTOCK

Pero lo realmente especial es que con este medio de transporte se puede hacer un recorrido completo por las murallas de la ciudad vieja. Este itinerario tiene una longitud aproximada de 4,5 kilómetros y tiene diversos puntos donde se pueden alquilar bicicletas.

Vicenza

La bicicleta es imprescindible si quieres hacer un recorrido fácil por el centro de la ciudad de Vicenza. Desde la Basílica Palladiana hasta el Palazzo del Capitanio, o desde el Teatro Olímpico a la Catedral y los maravillosos edificios renacentistas que le valieron a la ciudad el título de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Teatro Olímpico de Vicenza, en Italia | Aliaksandr Antanovich / ISTOCK

Encontramos también carriles bici extensos como la Riviera Berica Cycling Line, con una longitud de 36 kilómetros cuadrados. O la ciclovía de Bacchiglione Ceresone, que se extiende durante 31 kilómetros conectando Vicenza con Padua. Ambas dos, impresionantes.

Parma

Es una ciudad amigable con las bicicletas y fue la capital italiana de la cultura en 2020. Es ideal para explorar sobre dos ruedas: las paradas imperdibles son el Palacio Ducal y el Parque Ducal, el complejo de museo del Palazzo della Pilotta y el corazón de la ciudad con su Piazza del Duomo.

Ciudad de Parma, en Italia | Eloi_Omella / ISTOCK

Una excursión interesante de Parma es la del Castillo de Torrechiara, de finales de la Edad Media, que consta de un camino llano de 36 kilómetros de distancia. En el camino hay que pasar por la aldea de Vigatto, con la Iglesia de San Pedro que bien merece una visita.

El Castillo de Torrechiara en Parma | clodio / ISTOCK

Uno de los circuitos más interesantes, sin embargo, es el de las tierras de Guiseppe Verdi a través de carriles bici en los distritos de San Secondo, Roccabianca, Zibelo y Busseto, donde nació el famoso compositor Guiseppe Verdi.

Pesaro y la "bicipolitana"

La movilidad ecológica y sostenible es una característica especial que define a la ciudad de Pesaro que concibió un proyecto extraño llamado la Bicipolitana, una red de carriles bici divididos en diferentes líneas organizadas como una red de metro.

Ciudad de Pesaro, en Italia | LucaLorenzelli / ISTOCK

Todas ellas conectan diferentes puntos de la ciudad. La línea azul conecta el Puerto con Fosso Sejore, en la orilla del mar. La línea verde une Baja Flaminia con Borgo Santa María a través del río Foglia. La amarilla el centro de la ciudad con el pantano. Y así hasta doce líneas, algunas de ellas aún en construcción.

La ciclovía Spoleto-Norcia-Assisi

En la ciudad de Umbría puedes realizar un viaje increíble sobre dos ruedas a lo largo del carril bici entre Spoleto, Norcia y Assisi y entre sus principales bellezas históricas y artísticas de la región.

Spoleto, en Italia | AGEphotography / ISTOCK

Principalmente plana esta ruta se desenvuelve en un entorno escénico salpicado de suaves colinas, a menudo a lo largo de vías fluviales. El tramo de Spoleto a Asís tiene una longitud aproximada de 50 km, al que se le suma el itinerario de 50 km de la antigua línea ferroviaria Spoleto - Norcia, con suaves pendientes

clodio / ISTOCK

Entre las impresionantes paradas a lo largo del carril bici se incluyen Trevi, que forma parte de la asociación de los pueblos más bellos de Italia, Bevagna, un casco antiguo con una hermosa plaza medieval y el castillo de Pissignano.

Trento y Rovereto

Trento tiene un centro histórico milenario que se puede visitar fácilmente en bicicleta: comenzando desde la Piazza Duomo, con su Catedral y lo edificios repletos de frescos, y luego pasando al Castillo de Cuonconsiglio y el Museo de la Ciencia.

Saro17 / ISTOCK

El hermoso carril bici Vallagarina se dirige hacia el sur flanqueando las orillas del río Adige y llega a Rovereto a través de una senda de 30 kilómetros de distancia. El carril bici continúa hacia el sur durante más de 20 kilómetros entre viñedos y vistas panorámicas hasta Avío, donde se encuentra el Castillo de Sabbionara.

¿Pedaleamos?