¿Cuáles son las mejores fiestas de pueblo de España?

El concurso MiFiestaEsLaMejor llevado a cabo por el portal de casas rurales Clubrural ha llegado a su fin y la Fiesta del Renacimiento de Tortosa ha resultado ser la candidatura más votada.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Angel Bertomeu

Con un 29,5% de los casi 16.000 votos recibidos, la fiesta tortosina se convierte en la vencedora indiscutible del concurso alzándose con el título de la mejor fiesta del país.

La recreación histórica que lleva cada año al siglo XVI al pueblo de Tortosa se ha proclamado vencedora gracias a la implicación de sus vecinos promocionando el concurso a través de sus redes sociales y animando a votar por ella. La participación ciudadana es esencial en esta celebración formando parte de los espectáculos con las entidades locales y vistiéndose de época, además de la entrega de los comercios y los locales de restauración.

La Fiesta del Renacimiento de Tortosa, elegida la mejor de España. | Redacción Viajar


El segundo clasificado es el Chúndara de las Fiestas de San Roque en Peñafiel, Valladolid, con un 13,1% de los votos.

En tercera posición se encuentran las Fiestas de la Virgen de la Paz de Cintruénigo, Navarra con un 10.2%.

El resto de la clasificación es la siguiente (en orden de votos):

Fiesta de la Vendimia (Jumilla, Murcia),

Cipotegato (Tarazona, Zaragoza)

Festa Normanda (Foz, Lugo),

Danza del Diablo (Tijarafe, La Palma),

Festes del Tura (Olot, Girona)

Fiesta Troglodita
(Piñar, Granada)

Batalla de harina, Els Enfarinats (Ibi, Alicante).

Angel Bertomeu

Un concurso para promover el turismo de interior y frenar la despoblación

Este concurso anual concluye así su segunda edición con un gran éxito de participación. La campaña tiene como principal fin promover el turismo de interior entre
los viajeros nacionales y también extranjeros. Pretende así luchar contra la despoblación que azota con fuerza en la actualidad las zonas rurales del país. Esta acción aspira a divulgar la tradición popular que poseen los pueblos españoles y que, en muchos casos, no es conocida. Busca también reforzar el valor de los hábitos festivos de estas localidades dándoles así más visibilidad y ayudando a que se conviertan en un destino para los viajeros. Por último, mediante esta campaña se intenta además conservar la cultura local de muchos municipios que, debido a la desaparición de sus vecinos, se está perdiendo.