Hoteles en la nieve: el refugio para disfrutar de la verdadera esencia del invierno

Ocultos en los pliegues de los más bellos paisajes alpinos del hemisferio norte, estos acogedores alojamientos con vistas a las montañas son el refugio para disfrutar de la verdadera esencia del invierno. 

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Hotel Park Hyatt Niseko

Acurrucarse libro en mano junto al crepitar de la chimenea, estirar el tiempo en una bañera de agua calentita con vistas a las cumbres nevadas, deleitarse con un contundente menú de cuchara o, simplemente, contemplar los copos hipnóticos al otro lado del cristal. No hay manera más bucólica de concebir el invierno que apelar a la sensación de refugio, al fuego del hogar, al confort de puertas adentro. No hay mejor receta para mitigar la nostalgia de los días grises que la de practicar un hedonismo del frío que consiste, precisamente, en la búsqueda de calidez. 

Hotel Sassongher, con vistas a los Dolomitas
Hotel Sassongher, con vistas a los Dolomitas | UGO & LUCA VISCIANI

Las montañas, con su belleza soberbia y a veces despiadada, proporcionan estos placeres, especialmente cuando entre sus pliegues se esconden los llamados hoteles de nieve que no son más que templos de bienestar en los que resarcirse de los rigores del frío. Alojamientos que muchas veces —las más— se asientan en estaciones de esquí, a miles de metros de altura, para convertirse asimismo en la base perfecta desde la que disfrutar del deporte blanco. Pero también cabañas, lodges y chalés de tradición alpina que se ocultan en valles salvajes, alejados de toda huella humana y asomados a la silueta de unas cumbres envueltas en frío.

Beefbar del Hotel Le Coucou
Beefbar del Hotel Le Coucou | Le Coucou

En unos y otros, a lo largo de los más bellos escenarios del hemisferio norte (de Andorra a Islandia pasando por Japón, Suecia, Francia e Italia) encontramos estos refugios a veces rústicos, acogedores y con la reconfortante estética de andar por casa, y otras tantas modernos, sofisticados y hasta con un toque minimalista. Todos ellos rodeados de una naturaleza que estalla en lagos glaciares, cuevas de hielo, ríos tumultuosos y bosques cubiertos de escarcha, con los que se dibuja la postal perfecta de la estación invernal. En tiempos de sopa, manta y recogimiento, nada mejor que estos hoteles de nieve donde el frío encuentra su razón de ser. Porque como dijo Shakespeare: “No deseo una rosa en enero más de lo que pueda desear la nieve en mayo: de cada cosa me gusta que madure cuando es su temporada”.

Ion Adventure Hotel (Selfoss, Islandia)

Como una nave espacial que emerge de la tierra volcánica, este hotel minimalista a menos de una hora de Reikiavik cuenta con premios por su diseño y sostenibilidad. Nada hay como contemplar las auroras desde los grandes ventanales de sus habitaciones.

Vistas desde el bar del Ion Adventure Hotel
Vistas desde el bar del Ion Adventure Hotel | Ion Adventure Hotel

Copperhill Mountain Lodge (Åre, Suecia)

Con una sobria elegancia que se integra con la espectacular naturaleza sueca, este hotel hace de los materiales naturales (madera, cobre, pizarra) su principal característica. Eso y su emplazamiento en una de las estaciones de esquí más famosas de Escandinavia.

Hotel Sassongher (Corvara, Italia)

Aunque la primera edificación sobre la que creció este hotel de la región de Trentino-Alto Adigio data de 1520, sus instalaciones gozan hoy de todo confort, eso sí, de inspiración rústica. Destacan sus habitaciones con terraza y vistas panorámicas sobre el paisaje nevado.

Hotel Sassongher, hoteles de nieve
Vistas desde una de las habitaciones del Hotel Sassongher | UGO & LUCA VISCIANI photographer

Hermitage Mountain Lodge (Andorra)

Es la inauguración del invierno. Gestionado por el resort Sport Hotel Hermitage & Spa, el Hermitage Mountain Lodge Borda Calbó es de uso privado e incluye chef, mayordomo, cuatro suites, salón con chimenea, sauna...

Hermitage Mountain Lodge, hoteles de nieve
Hermitage Mountain Lodge Borda Calbó | Hermitage Mountain Lodge Borda Calbó

Le Coucou (Méribel, Francia)

Las cinco estrellas de este hotel de los Alpes franceses se quedan cortas al contemplar su exterior, con 10 pisos encaramados de manera escalonada a una ladera y con sus interiores inspirados en el clasicismo parisino pero, al mismo tiempo, contemporáneos. 

Park Hyatt Niseko (Niseko, Japón)

Erigido en la inmensidad de Niseko, el mejor dominio esquiable de Asia en la isla de Hokkaido, este hotel con vistas a las cordilleras Annupuri y el Monte Yotei encarna el lujo característico de la firma.

Hotel Park Hyatt Niseko, hoteles de nieve
Hotel Park Hyatt Niseko | Hotel Park Hyatt Niseko