Madrid en cinco pastelerías

¿Hablando de dulces en plena operación bikini? Sí, nos saltamos la dieta para contarte los placeres dulces de estas cinco pastelerías de referencia en Madrid.

Macarena Escrivá
 | 
Foto: coldsnowstorm / ISTOCK

Junio es un mes de cuidar la línea, de comer cosas ligeras y frescas, pero también de darse algún capricho. ¿Por qué no? La vida no está hecha para estar a dieta. Ven con nosotros a conocer cinco paraísos madrileños del dulce.

La Duquesita

Silvio Posada y Fernando Merino

En 2015 Madrid se quedaba algo huérfana. Cerraba sus puertas una de las pastelerías míticas de la ciudad, la Duquesita. Cuál fue nuestra sorpresa cuando el 30 de diciembre de 2016, esta casa con historia desde su apertura en 1914, volvía a abrir a manos del pastelero Oriol Balaguer. En este tiempo, la pastelería ha vuelto a brillar, respetando su esencia, pero añadiendo un toque de modernidad a su propuesta. ¿Qué encontrarás allí? El mejor croissant artesano de España (2014), bombones clásicos (vainilla, anís, naranja o violeta) y otros más atrevidos (yuzu, maracuyá, jengibre, mango), postres para chuparse los dedos como la tarta texturas Duquesita y una tarta 'tentación' con un delicioso corazón de vainilla y chocolate, entre muchas otras. Justo este año se cumplen 10 años desde que el repostero tarragonés aterrizara en Madrid, con su primera tienda en Ortega y Gasset y lo celebra con un postre conmemorativo. ¡Feliz aniversario!

Le Bec Fin

David de Luis

Ha sido una de las últimas en llegar, pero ha sido hacerlo y que todos cayéramos rendidos a sus pies. ¿Quieres sentirte en París sin salir de Madrid? Entonces este es tu sitio. Mercedes Liñero y su hija, han creado un concepto de pâtissere francesa que bien podría pasar por un boutique de repostería con sus creaciones expuestas en vitrinas, como si de joyas se tratasen. ¿Su propuesta? Crear recetas únicas y cambiantes, salidas de la imaginación y savoir faire de Mercedes, formada en las mejores escuelas del país galo. A creaciones como la pera caramelizada (compota de pera y frutos exóticos cubierta de chocolate) o su particular tiramisú, se añade un universo de posibilidades en formato tarta personalizadas al gusto del cliente. ¿Qué mejor forma de merendar que hacerlo con una de ellas y cualquiera de sus cafés de especialidad? No te querrás ir nunca de allí.

Mama Framboise

Mama Framboise

"Mi nombre es Alejandro Montes Suárez. Desde que tuve uso de razón me sentí atraído profundamente por la gastronomía. Como en muchos casos, mi familia es muy rica gastronómicamente hablando. Las tardes interminables en la cocina con mi madre Marta y mi abuela Luisa despertaron en mí un sentimiento especial hacia la comida, su elaboración y especialmente por los dulces. Cuando llegó el momento de decidir a qué me dedicaría en la vida, yo lo tenía muy claro: quería ser pastelero". De esa pasión por el mundo dulce nació Mama Framboise. Primero fue un local en la calle Fernando VI, luego le siguió una más grande en Platea y hoy en día, el pastelero cuenta con más siete espacios en la capital, sus mercados y aeropuerto. La última incorporación fue el Mama Framboise de la calle Jorge Juan, inaugurando así un nuevo concepto de establecimiento: pâtisserie-bistrot. Esto quiere decir que a la tradicional esencia dulce de Mama Framboise (tartaletas, pasteles, hojaldres...), se suman nuevas propuesta saladas y un menú del día con platos tan interesantes como una coca de pan cristal con ratatouille de verduras o croissant de jamón y queso caliente.

Isabel Maestre

Isabel Maestre

Es una de las mujeres de cabecera a la hora de contratar un catering y ahora, estamos de enhorabuena, porque Isabel Maestre acaba de inaugurar su café-bistró en el Corte Inglés de Serrano. Además de postres tan ricos y saludables (los elabora exentos de margarinas, aceite de palma, grasas saturadas y con las cantidades de azúcar muy limitadas) como los rusos de avellanas, la tarta Cipriani, el cake de limón, su mítica tarta Pavlova (uno de sus primeros hits) o las reinterpretaciones que acaba de lanzar con manzanas Pink Lady, este espacio se traduce en una propuesta de alta cocina express. Inspirado en los bistrós de París y Bélgica, allí también se sirven recetas como croque-monsieur, consomé de la casa o quiche Lorraine.

Moulin Chocolat

Moulin Chocolat

Con el pastelero Ricardo Vélez al frente, más conocido como el 'chef del cacao', Moulin Chocolat se posiciona como una de esas pastelerías en las que pegarnos frente al escaparate y fantasear con las delicias que allí se exponen. Vélez obtuvo el Premio Nacional de Gastronomía en 2014 como mejor pastelero de España, y la verdad es que no nos extraña. Lo que allí se ven son píldoras de placer efímero, desde sus macarons cremosos, hasta éclairs, sin olvidar las tartaletas de limón o queso y frambuesas. Los sábados además sacan a la venta kouglof (pan dulce) de chocolate. ¿Necesitas más razones? Entonces permanece atento, porque el repostero acaba de anunciar la inminente apertura de su nuevo espacio, Helados y Brioches en pleno centro de Madrid. ¿Cuándo vamos?