Los pueblos más bonitos de Gran Canaria

De norte a sur. Recorremos la isla descubriendo los pueblos más pintorescos y disfrutamos de la auténtica esencia de Gran Canaria.

Gema Carrasco
 | 
Foto: D. R.

Cuando llega el frío, los amantes del calor buscan para sus escapadas invernales destinos que les recuerden las bondades del verano. Las temperaturas de Gran Canaria durante todo el año convierten a esta isla en el destino perfecto para realizar una escapada y olvidarnos del frío durante unos días. Con temperaturas que superan los 20 grados se pueden realizar planes de todo tipo, desde rutas de senderismo, disfrutar de su gastronomía o, incluso, darse un baño en la playa. Pero una de los atractivos de la isla es la belleza de sus pueblos. Les proponemos una ruta por los pueblos con más encanto de la isla.

Agaete

Agaete, pueblo al norte de Gran Canaria. | D. R.

Es uno de los pueblos más bonitos del norte de Gran Canaria. Ubicado en el municipio del mismo nombre, nos encontramos un pueblo de casas blancas y balcones canarios. No pueden dejar de pasear por su casco histórico y descubrir algunas de sus maravillas como el Huerto de las Flores o la iglesia de la Concepción. Junto al pueblo de Agaete, dentro del mismo municipio, también podemos visitar la localidad Puerto de Las Nieves y su emblemático Dedo de Dios.

En Agaete pueden pasear
por su casco histórico
lleno de casas blancas y
balcones canarios

Teror

Teror (Gran Canaria). | D. R.

Es uno de los pueblos más emblemáticos de la isla. Aquí podrán visitar la basílica de Nuestra Señora del Pino, patrona de la isla de Gran Canaria, situada en la plaza principal de pueblo. En Teror encontrarán la arquitectura canaria más tradicional de la isla, casas bajas con balcones labrados en madera y decorados con mucho colorido. El producto gastronómico estrella es el chorizo de Teror. Por ello, un plan que nunca falla si visitan el pueblo, es comerse un bocadillo con queso en una de sus terrazas.  

Firgas 

Firgas, también conocido como la Villa del Agua. | D. R.

Conocido también como la Villa del Agua por el protagonismo que tiene el agua en la localidad. En esta zona se encuentran los manantiales de agua mineral más importantes de la isla. Asimismo, el pueblo cuenta con una acequia real. Uno de los emblemas del pueblo es el Paseo de Gran Canaria donde están representados todos los municipios de la isla con su escudo y un banco, ambos hechos con azulejos. A continuación, llegamos al Paseo de Canarias, donde aparecen representadas todas las Islas Canarias, también en azulejos y con una simulación de cada isla en relieve con piedra. 

Arucas

Arucas (Gran Canaria). | D. R.

A pocos kilómetros de la capital, se encuentra este municipio cuyo casco histórico ha sido proclamado interés histórico-artístico. Entre su patrimonio más destacado se encuentra la iglesia de San Juan Bautista, conocida como la Catedral de Arucas. Se trata de un edificio neogótico construido en piedra negra. Y una visita obligatoria de este municipio es la fábrica de Arehucas, el ron más conocido de las Islas Canarias.

En Arucas podrán visitar la fábrica de Arehucas, el ron más conocido de Gran Canaria

Tejeda

Tejeda es uno de los pueblos más bonitos de España. | D. R.

Es uno de los pueblos más bonitos de España, de visita obligatoria para los amantes de la naturaleza. En el municipio se encuentran dos espacios naturales emblemáticos: Roque Bentayga y el Roque del Nublo. También les recomendamos que hagan una parada en la Cruz de Tejeda. Desde aquí parten diferentes rutas de senderismo. Pero en Tejeda no todo es naturaleza, aquellos interesados en el turismo cultural pueden visitar Museo Etnográfico y el Museo de Esculturas. 

Puerto de Mogán

Puerto de Mogán también es conocido como 'la pequeña Venecia'. | D. R.

Conocido como la “pequeña Venecia”, este pintoresco pueblo se ubica entre canales, casas blancas y coloridas combinaciones de plantas. Pueden pasear por su pequeño puerto y sentarse en una de sus terrazas mientras disfrutan de las vistas. Durante su paseo por Puerto de Mogán pueden hacerse un selfie en Piedra Picúa, un símbolo de seguridad y de satisfacción de los marineros por volver a casa.